Sam Bennett triunfa en el primer sprint en Ejea de los Caballeros

El corredor irlandés Sam Bennett, del Deceuninck-Quick Step, se ha adjudicado al sprint la cuarta etapa de la Vuelta ciclista a España, disputada entre Garray y Ejea de los Caballeros sobre 191,7 kilómetros, por delante del belga Jasper Philipsen (UAE Team Emirates) y el italiano Jakub Mareczko (CCC Team).

Sam Bennett sumó su tercera victoria en la ronda española y la séptima del curso, entre ellas dos y el jersey de la regularidad en el Tour de Francia. El esloveno Primoz Roglic (Team Jumbo-Visma) conserva el jersey rojo de líder de la clasificación general.

Enric Mas, cuarto clasificado en la general de La Vuelta 2020, reconoció que la cuarta etapa, disputada este viernes entre Garray y Ejea de los Caballeros, sobre 191,7 kilómetros, fue una jornada de "nervios" por culpa del viento, aunque "menos" de los que esperaban en un principio.

"Ha sido una etapa con nervios, aunque sí que es cierto que un poquito menos de lo que esperábamos, ya que el viento no ha soplado tanto como suele ser habitual. No ha sido tranquilo, salvo un trozo a mitad de carrera que sí hemos aflojado un poco, el resto hemos ido deprisa todo el día", analizó Mas, que está a 32 segundos del líder, el esloveno Primoz Roglic (Jumbo-Visma).

"Hemos tomado la cabeza del pelotón dos veces por si acaso pasaba algo, pero como digo, el viento no era tan fuerte. Hemos acabado bien y eso es lo que cuenta; estamos contentos. Este sábado ya será una etapa muy dura, con esos puertos en el tramo final. Tocará estar atentos y también un poco con la vista en el domingo. Aunque Formigal no sea tan duro como Tourmalet, seguro que se hace bastante exigente", añadió.

Por su parte, su compañero Alejandro Valverde, undécimo en la general a 2:08 del maillot rojo, dijo que fue "una etapa 'tranquila', entre comillas". "No ha pasado nada, pero ha habido muchísima tensión con el viento, por lo que había que correr súper atentos. La verdad es que he visto muy bien a Enric Mas estos días y todos en el equipo estamos pensando en él y en que Movistar Team pueda aspirar a ganar La Vuelta".

"El jueves fue un día un poco raro, con una primera mitad de etapa en la que no se fue rápido, luego mucho ritmo y, con el frío y la humedad, las piernas estaban bastante duras. Yo en mi caso me gustaría que hubiese un poco más de calor, pero es lo que tenemos, ya conocíamos que iba a ser así", sentenció el murciano.