'Borat' pone contra las cuerdas al abogado de Trump con una escena de contenido sexual con cámara oculta

El abogado personal de Donald Trump y exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, se defendió el jueves de una escena en la que aparece tumbado en una cama con una joven que se hace pasar por periodista y que forma parte de la nueva película satírica 'Borat Subsequent Moviefilm'.

Durante el rodaje del filme, que sigue un formato de falso documental, el asesor legal del presidente estadounidense concedió una entrevista a la actriz Maria Bakalova creyendo que era una periodista con la que, al terminar el cuestionario, accedió a tomarse una copa a solas en la habitación de un hotel.

Allí, las cámaras ocultas lo grabaron en un momento en el que se mete la mano en el pantalón tumbado en la cama frente a la mujer.

"El video de 'Borat' es un completo montaje. Me estaba ajustando la camisa después de quitarme el equipo de grabación", justificó Giuliani en Twitter. El abogado admite que es él quien aparece en las imágenes, por lo que no se tratarían de un montaje, aunque según su versión estarían sacadas de contexto.

El momento forma parte de la secuela de Borat, que se estrena este viernes y, según pudo constatar Efe, muestra al exalcalde de Nueva York, de 76 años, en actitud cariñosa con la joven, de 24 años, que se hace pasar por presentadora de un programa de noticias conservador y coquetea con él.

Tras la entrevista, la actriz lo invita a la habitación de un hotel, donde Giuliani ayuda a la supuesta presentadora a quitarse el micrófono mientras dice "aquí tienes, querida". El abogado de Trump pide en ese momento la dirección y el número de teléfono de la joven.

Luego se sienta en la cama mientras ella le quita el micrófono, se tumba y mete sus manos dentro del pantalón, instantes antes de ser interrumpido por el humorista Sacha Baron Cohen, caracterizado como Borat, al grito de "¡Tiene 15 años! Es muy mayor para ti. Tómame a mí."

Giuliani recupera su postura y mientras dice "no te quiero", sale de la habitación y llama a seguridad.

En el contexto de la falsa entrevista, el abogado desconocía tanto la edad del personaje como la de la actriz. "En ningún momento antes, durante o después de la entrevista fui inapropiado. Si Sacha Baron Cohen da a entender lo contrario, es un embustero", dijo Giuliani, quien aseguró en una serie de tuits que la escena, filmada a comienzos de año, es un intento de socavar sus esfuerzos para mostrar "la criminalidad de Joe Biden", el rival de Trump en las elecciones del próximo 3 de noviembre, aunque no hay ningún vínculo demostrado entre la cinta y la campaña del candidato demócrata.