Villacís anuncia ahora que Cs no votará ninguna iniciativa sobre memoria histórica de "los dos bandos"

La vicealcaldesa de Madrid y líder de Ciudadanos en la capital, Begoña Villacís, ha anunciado este viernes que en adelante su grupo municipal votará en contra de toda iniciativa sobre memoria histórica que se presente en el Ayuntamiento, después de haber apoyado dos semanas atrás, a propuesta de Vox, renombrar las calles Largo Caballero e Indalecio Prieto.

Villacís ha argumentado que su partido no se siente "heredero de ninguno de los dos bandos" y que no quiere permitir "que las minorías extremistas impongan su modelo de España de bandos", máxime en medio de "la crisis más grave de nuestra historia reciente" y mientras la gente "se muere y se arruina".

Por ello ha instado a los demás grupos políticos a que "en adelante se abstengan de presentar" iniciativas sobre memoria histórica, ya que el voto en contra del partido naranja, tercera fuerza más representada en el pleno de Cibeles, hará "estéril" cualquiera de ellas.

"Vamos a participar en el debate, lo que no vamos a hacer es apoyar la iniciativa, nos la presente la izquierda o nos la presente la derecha (...) que no cuenten con nosotros", ha recalcado la vicealcaldesa, quien ha advertido de que las proposiciones sobre este tema "a partir de ahora no van a prosperar".

En el pleno del 29 de septiembre pasado, Ciudadanos votó junto al PP y Vox a favor de retirar las calles a los dirigentes socialistas Francisco Largo Caballero, presidente de la República (1936-1937) durante la Guerra Civil, e Indalecio Prieto.

En una rueda de prensa donde ha comparecido acompañada de los otros 10 ediles de Cs, Villacís ha asegurado que no se "arrepiente" de ese voto favorable, porque en tal caso tendría que hacer lo propio respecto al apoyo que, durante la legislatura anterior, prestó a los cambios en el callejero y retiradas de vestigios franquistas abordados bajo el mandato de Manuela Carmena.

De hecho, ha afirmado que el compromiso adquirido este viernes "no es ninguna consecuencia" de lo ocurrido en el pleno de septiembre, aunque sí ha señalado que "esto es una posición que ha traído la pandemia" al demostrar que "hay partidos que tienen alterado su orden de prioridades".

Precisamente el jueves Más Madrid, PSOE y el sindicato UGT denunciaron la retirada de la placa colocada en honor de Francisco Largo Caballero, presidente de la II República, en el distrito madrileño de Chamberí, y reprocharon al Gobierno municipal el no haber informado a los grupos de esta actuación.

Ambas formaciones amenazan con acudir a los tribunales, y Más Madrid ha registrado este viernes una petición de información sobre una actuación que, según ha explicado Villacís, "es una competencia de la Junta de Distrito". "Presumo que se ha hecho por el procedimiento adecuado", ha añadido.

La vicealcaldesa ha negado que esta postura suponga una ruptura con su socio del Gobierno, el PP, ya que el pacto que firmó al inicio de la legislatura con el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, "no contiene ninguna de esas iniciativas".

Con este posicionamiento, la vicealcaldesa considera que reivindica "el centro político en España", oponiéndose a los debates "que sólo promueven la autodestrucción", y ha apostillado: "No van a conseguir erradicar la moderación".

Y entiende que este planteamiento del grupo municipal de Ciudadanos "también se va a extender" al plano nacional cuando llegue al Congreso la nueva Ley de Memoria Democrática.

Villacís ha alegado que en España "ayer se notificaron 140 muertes" por coronavirus, y que "ninguna de esas personas se hubiese salvado por quitar o poner una placa en la calle", por lo que no comprende que haya partidos "más pendientes de cavar su trinchera" que de "solucionar los problemas de todos".