Hollywood vs Trump: cuatro años de la meca del cine en pie de guerra contra el mandatario

En un Hollywood de secuelas, precuelas y 'remakes' sin fin, ninguna saga ha sido más duradera y constante en los últimos cuatro años que la de la ofensiva total de la industria del espectáculo contra el presidente estadounidense, Donald Trump. Machista, racista, negacionista de la crisis climática...

A Trump le han llovido críticas de todos los colores y sabores desde Hollywood, sin olvidar que sus colegas de la música o la televisión también se apuntaron a esta batalla eterna de los famosos contra la Casa Blanca.

"Le digo a toda la gente que si pueden registrarse, que lo hagan y que voten este año", dijo a Efe en abril el icónico actor latino Edward James Olmos.

"Va a ser muy importante. Yo voy a votar por (el aspirante demócrata) Joe Biden. No les digo a ustedes a quién tienen que votar, pero yo voy a votar a Biden porque lo que ha pasado con Donald Trump ha sido muy fuerte (...). Para mí, es una persona que de veras no merece el respeto de la humanidad", defendió.

Los dardos de Hollywood a Trump mostraron un punto irónico, ya que en muchos casos explotaron la misma estrategia comunicativa del mandatario: el gran eco en las redes sociales de las estrellas y el espectacular impacto de un buen mensaje lanzado ante las cámaras.

Así, y agrupados casi al cien por cien dentro de las filas demócratas, las 'celebrities' de EE.UU. respaldaron de forma mayoritaria el feminismo del movimiento #MeToo, el antirracismo de Black Lives Matter, o la lucha global contra la crisis climática.

Sororidad y #MeToo

"Si has sido acosado o agredido sexualmente escribe 'yo también' como respuesta a este tuit".

Con este sencillo mensaje en Twitter que acumula casi 50.000 "me gusta" y cerca de 40.000 "retuiteos", la actriz Alyssa Milano relanzó en octubre de 2017 el movimiento #MeToo (empezó originalmente en 2006) contra las agresiones sexuales machistas.

Pero el feminismo había sido un cortafuegos a Trump desde sus primeros días en el Despacho Oval. Tras una campaña electoral de acusaciones contra él por machista e incluso como presunto agresor sexual, Hollywood, que se había volcado con Hillary Clinton para que se convirtiera en la primera presidenta de la historia de EE.UU., estuvo en primera fila de las multitudinarias "Marchas de las Mujeres" con las que el feminismo sacó músculo en enero de 2017 ante la misoginia del republicano.

Scarlett Johanson, que junto a Natalie Portman o Madonna fue una de las estrellas que participó en esas marchas, resumió a Efe en marzo de 2017 su compromiso feminista frente a Trump.

"Es importante que recordemos como personas, como hombres y mujeres miembros de una sociedad, que nuestros derechos no son otorgados sino que son algo por lo que tenemos que luchar y que tenemos que continuar defendiendo", dijo.

Jane Fonda, resistencia verde

Con 81 años, dos Oscar en su vitrina y un encomiable historial de activismo, la legendaria Jane Fonda decidió que su siguiente gran papel no iba a ser ante las cámaras sino frente a quienes no toman en serio la crisis climática.

Con el nombre de Fire Drill Fridays (simulacro de incendio de los viernes), Fonda cargó, primero en Washington y luego en otras ciudades, contra la inacción de las autoridades estadounidenses para frenar el calentamiento global y la destrucción del medioambiente.

Sin miedo a que la detuvieran en muchas de esas protestas, Fonda es probablemente la cara más representativa de un cada vez más notorio grupo de figuras de Hollywood, donde sobresalen Leonardo DiCaprio o Joaquin Phoenix, que ha alzado su voz para defender el medioambiente y que ha criticado la salida de EE.UU., ordenada por Trump, del Acuerdo de París contra la crisis climática.

"Somos más que Trump", aseguró Fonda a Efe en noviembre del año pasado.

"Y creo que más y más gente se está dando cuenta de que si la gente en el poder ha sido elegida es porque mienten y engañan a las poblaciones en sus países. No solo aquí, sino también en Brasil o Filipinas. Se están extendiendo por todo el mundo. Tenemos que pararlo (a Trump), somos más", agregó.

Orgullo negro en el cine

Hollywood todavía tiene mucho por hacer para librarse de la discriminación racial que ha campado a sus anchas en la industria: ahí quedaron, por ejemplo, las recientes polémicas por la falta de intérpretes negros nominados en los Oscar (#OscarsSoWhite, 'Óscars demasiado blancos').

Pero en paralelo a algunos avances puramente artísticos (el triunfo de Moonlight en 2017 o el fenómeno de Black Panther en 2019), el cine ha arrimado el hombro en los últimos meses para sumarse al avance antirracista del movimiento Black Lives Matter.

Michael B. Jordan, Tessa Thompson, Jamie Foxx o John Boyega fueron algunos de los famosos que participaron en las manifestaciones para reclamar justicia por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía y para exigir que Trump deje de alentar las ideas supremacistas y de ultraderecha.

En este sentido, Janelle Monáe, referente clave del "black power" ahora mismo en EE.UU., sintetizó en septiembre ante Efe su temor respecto a Trump en una entrevista que se hizo justo un día antes de que falleciera Chadwick Boseman, el emblemático protagonista de Black Panther.

"Si nos descuidamos sobre estas elecciones, si continuamos empoderando a Donald Trump y la Administración republicana, seguiremos apoyando las políticas racistas y la ideología racista, seguiremos alentando a los supremacistas blancos y poniendo las vidas negras y marginadas en peligro cada día", afirmó.