Illa rechaza levantar el estado de alarma en Madrid y advierte a Ayuso que "con la salud pública no se negocia"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha pedido ser "muy prudente" con la situación en la Comunidad de Madrid, y ha instado a "actuar siempre con criterios sanitarios, como hacen todos los países de nuestro entorno, que están tomando medidas contundentes para doblegar la curva". "Con la salud pública no se negocia", ha advertido al Gobierno de Ayuso tras acusarle de aplicar 'criterios inventados' para mantener el estado de alarma en Madrid, en referencia a las declaraciones del ministro esta mañana en la 'Cadena Ser', donde ha asegurado que de momento no se dan las circunstancias para levantar el estado de alarma en la Madrid y ha dicho que para ello tendría que bajar la incidencia "muchísimo más" por debajo de 200 casos por 100.000 habitantes, "idealmente alrededor" de 100 casos.

 

"No vamos a entrar en politizaciones ni en polémicas estériles, no vamos a entrar en reproches. Solo vamos a hablar de Sanidad. Hay un problema de salud pública que hay que abordar con criterios de salud pública", ha señalado Illa, refiriéndose a Madrid, en rueda de prensa este martes tras el Comité de Seguimiento del Coronavirus.

Illa ha insistido en que "lo único" que importa al Ministerio de Sanidad es "la salud pública". "Con la salud pública no se negocia", ha insistido. "No queremos ciudadanos en las UCI. Pensamos mucho en los sanitarios, en las familias que tienen personas enfermas y, por tanto, esto nos lleva a decir que hay que actuar en clave sanitaria", ha insistido.

El ministro ha asegurado que el Gobierno va a tomar todas las medidas necesarias para derrotar al virus. "Escucho muchos argumentos de izquierdas y de derechas pero no escucho ningún argumento sanitario. Al virus se le vence con criterios sanitarios. Podemos cruzarnos de brazos o ganarle al virus protegiendo a todos los españoles aunque suponga sacrificios", ha apostillado.

El ministro, no obstante, ha agradecido a los madrileños su "disciplina, comprensión y respeto" al estado de alarma durante el Puente del Pilar, al constatarse una gran reducción en la movilidad hacia otras regiones en comparación con años anteriores.

Illa también ha mandado un mensaje a todos los ciudadanos en vista del gran avance del COVID-19: "A lo largo de todo este mes de octubre, no tenemos que bajar la guardia, tenemos que mantener la guardia alta. Estamos viendo cómo están subiendo los casos en toda Europa, con notificaciones claramente superiores a las de nuestro país. No podemos permitirnos bajar la guardia. Hay que mantener todo el esfuerzo que estamos haciendo como sociedad", ha sostenido.

El ministro ha recalcado en todo caso que no hay "un cambio de reglas" respecto a las condiciones que obligan al estado de alarma en la Comunidad de Madrid y que el horizonte de la incidencia acumulada por COVID al que hay que aspirar está en torno a los 100 o 200 casos por cada cien mil habitantes. Ha insistido en que "no se puede estar tranquilos con incidencias de 400" y ha recordado que hay comunidades, como Asturias, que ya preparan medidas drásticas con una incidencia de 175 casos por 100.000 habitantes.

Horas antes, el ministro de Sanidad, aseguró en una entrevista en la 'Cadena Ser' que de momento no se dan las circunstancias para levantar el estado de alarma en la Comunidad de Madrid y ha dicho que para ello tendría que bajar la incidencia "muchísimo más" por debajo de 200 casos por 100.000 habitantes, "idealmente alrededor" de 100 casos. Illa ha explicado además que se decidió decretar el estado de alarma para dar cobertura jurídica a las medidas de restricción que rechazó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) en una sentencia, que el Gobierno va a recurrir.

 

Madrid acusa a Illa de 'inventarse' nuevos criterios

Horas después de las declaraciones de Illa, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha acusado al ministro de Sanidad de aplicar un "cambio de reglas inventado esta misma mañana" para justificar el mantenimiento del estado de alarma en nueve municipios de la región.

En una rueda de prensa celebrada junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, Ayuso ha vuelto a pedir la anulación del estado de alarma decretado por el Gobierno y ha subrayado que "los madrileños no pueden ser rehenes" así como ha defendido que "Madrid solo si es libre es Madrid".

"Sin criterio sanitario alguno se han incrementado las exigencias y nos hemos enterado por los medios de comunicación en lugar de hacerlo por el Grupo COVID esta misma tarde", ha denunciado Díaz Ayuso.

En la misma línea, Ruiz Escudero ha manifestado este martes que no se puede "pasar cada día de un criterio de incidencia acumulada según se levante el ministro" de Sanidad, Salvador Illa. Además, el consejero madrileño ha defendido este martes su dato "elaborado, contrastado, transparente" sobre la incidencia del COVID-19, que ha situado en 457 por 100.000 habitantes en toda la región en la semana del 5 al 11 de octubre.

En respuesta a preguntas de los medios sobre el baile de datos entre los que ofrece el Ministerio de Sanidad y los que ofrece el Gobierno regional sobre la incidencia acumulada, Escudero ha destacado que los datos epidemiológicos y los datos asistenciales son "elaborados" y "contrastados" por los técnicos de Salud Pública y los profesionales del SERMAS, respectivamente.

Asimismo, ha hecho hincapié en que la Comunidad de Madrid desde los primeros días de la pandemia está haciendo el volcado de datos "de manera homogénea" y "siempre" con los datos "absolutamente contrastados" y la misma metodología.

Por su parte, la presidenta madrileña ha pedido al Gobierno de Sánchez "volver al diálogo" para "mejorar" el plan ideado por la Comunidad de Madrid contra el coronavirus, en lugar de mantener el estado de alarma, ya que asegura que funcionará "sin hacer más daño todavía a la economía más importante de España".