El Gobierno asume que necesitará mayoría absoluta en el Congreso para dejar en suspenso las reglas fiscales

El Ejecutivo se ampara en el artículo 135.4 de la Constitución y en el 11.3 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que permiten exceder los límites en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia

El Gobierno asume que necesitará mayoría absoluta en el Congreso para dejar en suspenso las reglas fiscales de déficit, deuda y gasto, y así lo reconoce en el acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros de este martes y que ha sido remitido al Congreso.

En ese acuerdo, el Ejecutivo se ampara en el artículo 135.4 de la Constitución y en el 11.3 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que permiten exceder los límites de déficit estructural y de deuda en caso de catástrofes naturales, recesión económica o situaciones de emergencia extraordinaria "que escapen al control del Estado y perjudiquen considerablemente la situación financiera o la sostenibilidad económica o social del Estado". Eso sí, esas excepciones deben ser "apreciadas por la mayoría absoluta de los miembros del Congreso de los Diputados".

En las propias referencias del Consejo de Ministros del martes, el Ejecutivo señalaba que el Gobierno solicitará al Congreso que aprecie si España se encuentra en una situación de emergencia que permita adoptar esta medida excepcional (la suspensión de reglas fiscales) contemplada en la Constitución Española y en la Ley de Estabilidad.

Esta suspensión, aprobada tras la aplicación de la cláusula de salvaguarda por parte de la Comisión Europea, deja sin efecto los objetivos de déficit, deuda y gasto público para este año y 2021, si bien el Gobierno ha trasladado a las comunidades autónomas un déficit recomendado del 2,2% del PIB para 2021.

Junto con el acuerdo de suspensión de las reglas fiscales, el Gobierno informa al Congreso del nuevo límite de gasto no financiero, el conocido como techo de gasto para los próximos Presupuestos Generales del Estado de 2021, fijado en 196.097 millones.

El PP, que exigió en un primer momento someter a votación el límite de gasto no financiero, ya advirtió esta semana de la necesidad de celebrar una votación en el Congreso y avanzó que solicitaría un informe jurídico en la Cámara para confirmar que esta suspensión debía ser respaldada por el Parlamento.