Las salas de cine se asoman al abismo ante la falta de grandes estrenos

La cascada de aplazamientos de grandes estrenos como James Bond, 'Dune' o 'West Side Story' coloca a los exhibidores en una situación "grave" de la que tardarán años en recuperarse

Las salas de cine preveían una rápida recuperación de la taquilla a partir de septiembre pero la cascada de aplazamientos, acentuada en los últimos días, de grandes estrenos como James Bond, Dune o de producciones españolas como Operación Camarón, coloca a los exhibidores en una situación "grave" de la que tardarán años en recuperarse.

Como consecuencia de la crisis de la COVID-19, entre enero y septiembre de este 2020 la taquilla española acumula una caída del 68%, según datos facilitados por la federación de exhibidores FECE.

"Estimábamos una recuperación rápida a partir de septiembre y en noviembre esperábamos alcanzar cifras de público similares al año pasado", ha dicho a Efe su portavoz, Borja de Benito. "Pero sin grandes estrenos, esas previsiones no se están cumpliendo".

Por el momento, y en medio de una persistente incertidumbre, sólo Soul de Pixar y Wonder Woman 1984 resisten entre las grandes producciones de Hollywood en el calendario de aquí a fin de año, tras los aplazamientos a 2021 de West Side Story de Steven Spielberg, Black Widow con Scarlett Johansson, la última entrega de James Bond o el Dune de Villeneuve.

El efecto dominó ha hecho además que las próximas entregas de Batman, con Robert Pattinson, y de Jurassic World salten al 2022.

Malestar con Mediaset

Pero los exhibidores también dicen echar en falta producción nacional y no ocultan su malestar hacia Mediaset, que ha retirado los tres estrenos que tenía previstos para este año: Operación Camarón, una comedia de Carlos Therón con Julián López y Natalia de Molina; Way Down, un ambicioso thriller de Jaume Balagueró con reparto internacional; y Malnazidos, un filme de terror de Javier Ruiz Caldera y Alberto Toro.

Por el contrario, Atresmedia sí está apostando fuerte, según De Benito, no solo al mantener títulos con tirón comercial como El verano que vivimos, con Blanca Suárez y Javier Rey o Mamá o Papá, con Paco León y Miren Ibarguren, sino también proporcionando contenido "alternativo" como la serie Veneno que tuvo muy buena acogida o el documental sobre Pau Donés.

Cierre de salas

Cines como los Paz en Madrid, el Regio de Ibiza y los Ortega y Avenida en Palencia se han visto obligados en las últimas semanas a cerrar temporalmente; en el caso de los palentinos sólo algunos días de la semana, mientras que el Ciutadella de Menorca, el Regio de Ibiza o los Melies de Barcelona han bajado la persiana definitivamente.

Según el registro de FECE, el 86% de las salas españolas continúan abiertas en estos momentos, aunque la práctica totalidad se ha acogido a algún ERTE.

Las grandes cadenas -Cinesa, Yelmo, Kinépolis, Ocine y Mk2- que representan en torno al 55% del mercado, tienen mejor músculo financiero para aguantar pero también mayores niveles de endeudamiento.

Y noticias recientes como el cierre temporal de la cadena Cineworld en EEUU (536 salas) y Reino Unido (127 salas) demuestran que nadie está salvo.

"El público está, falta el contenido"

"El público está, falta el contenido", subraya Agustín Llorente, director general de Kinépolis. Según sus encuestas, el mayor freno en estos momentos para ir al cine no es la COVID-19 sino la escasez de oferta, el 60% de los interrogados así lo asegura.

En su caso, las actuales restricciones a la movilidad en la Comunidad de Madrid suponen un impacto negativo añadido para sus cines de Ciudad de la Imagen (Pozuelo de Alarcón) y los Diversia (Alcobendas) que suelen recibir mucho público de Madrid capital.

Pero Llorente asegura que el problema es menor en comparación con la sequía de títulos. "Las distribuidoras nos tienen que apoyar", reclama, y menciona títulos como Padre no hay más que uno 2, de Santiago Segura, "After we collided, Pinocho, Greenland o el documental sobre Pau Donés entre los que mejor les están funcionando.

Tomás Junquera, director de Relaciones Institucionales de Cinesa, coincide en el llamamiento. "Las 'majors' nos están haciendo mucho daño", dice, "cuando a nosotros nos pidieron reabrir las salas lo hicimos, con un esfuerzo brutal de inversión y trabajo y ahora nos tienen que apoyar ellos".

El éxito de Santiago Segura y 'Tenet'

Junquera hace hincapié en que los cines son un lugar seguro -en su caso dejan dos butacas de separación- y en que el público así lo ha percibido y menciona el ejemplo de Santiago Segura, que "forzó" personalmente el estreno de su última comedia, pese a las reticencias de la distribuidora, y demostró que había vida post-covid en los cines.

Estrenada a finales de julio, Padre no más que uno 2, ha sido vista por más de 2,2 millones de espectadores y ha recaudado más de 12,3 millones de euros, muy cerca de los 14,2 millones que registró el año pasado con la primera entrega.

También Tenet de Christopher Nolan, prácticamente el único "blockbuster" estrenado en los últimos meses, ha funcionado bien en España, rozando los 7 millones de euros, si bien los datos globales para Warner dejan que desear debido, principalmente, al cierre de salas de cine en parte de Estados Unidos.

RELACIONADO