'Cuties', la polémica película francesa de Netflix, a juicio por pornografía infantil

El gran jurado de Tyler, un pequeño condado del este de Texas (Estados Unidos), ha presentado cargos contra Netflix por promover material obsceno infantil por la película francesa 'Cuties', según recoge 'The Texas Tribune'.

La película ha sido criticada por miembros del Partido Republicano como Ted Cruz o Brian Babin y una treintena de legisladores que presentaron una carta al Fiscal General de Estados Unidos, William Barr, para que actuara contra la película, que tachan de "pornografía infantil".

Brian Babin es el padre del fiscal que ha interpuesto los cargos, Lucas Babin, según recoge el mismo medio.

Cuties (Mignonnes en su título original francés, traducido como Guapis en España) es una cinta francesa dirigida por la realizadora Maïmouna Doucouré que retrata las experiencias de una niña de once años de origen senegalés (la misma ascendencia que Doucouré) que reta los valores conservadores de su familia cuando se une a un grupo de baile.

El filme participó en la Berlinale y en Sundance, donde se llevó el galardón a la mejor dirección de una cinta dramática internacional.

Su estreno ha estado rodeado de una notable polémica en las redes por su póster promocional en el que las niñas, con una imagen claramente sexualizada, aparecen en una coreografía.

Netflix pidió perdón por este material gráfico y lo cambió. El póster usado en Estados Unidos contrasta con el de Francia, donde las niñas aparecen sonrientes paseando por la calle y con bolsas de la compra.

En un comunicado de prensa, el fiscal de Tyler, un condado de poco más de 20.000 personas, asegura que tras escuchar las críticas contra la película y verla es consciente de que existe una "causa probable criminal" contra la cinta. Netflix ha sido notificado de los cargos.

Antes de su estreno en Netflix, la película contaba con buenas críticas, y en el agregador de reseñas Rotten Tomatoes acumula un 86 % de críticas positivas.

El Gobierno de Brasil, liderado por el extremista Jair Bolsonaro, pidió recientemente suspender la transmisión de la película e investigar a Netflix porque el filme presenta "pornografía infantil" y tiene escenas que simulan "prácticas sexuales".