Rosa María Mateo insta al Parlamento a "desbloquear el proceso para elegir al nuevo consejo de la Corporación"

"Necesitamos unos presupuestos que nos permitan cumplir nuestra misión de servicio público en toda su extensión", afirma en el Senado

La administradora provisional única de RTVE, Rosa María Mateo, ha comparecido este viernes ante la Comisión Mixta de Control de RTVE en el Senado, donde ha reiterado que su renovación está sin resolver y la responsabilidad sigue estando en manos del Parlamento.

"Son sus señorías las que deben desbloquear el proceso para elegir al nuevo consejo de la Corporación y a su futuro presidente o presidenta. Alcanzar consensos para nombrar órganos institucionales o el nuevo Consejo de Administración no es responsabilidad mía, sino de estas Cortes Generales. Entre tanto, por supuesto, yo seguiré cumpliendo con mi obligación", ha insistido.

Así, ha subrayado la urgencia de renovar el Mandato Marco de la Corporación "que caducó hace tres años" y la urgencia de tener un contrato programa "que nos permita hacer una previsión a tres años vista". "Han pasado trece años, han pasado gobiernos de distinto signo, y en pleno 2020, en la era del 5G, aquí seguimos, sin haber tenido un primer contrato programa y con un Mandato Marco que ha caducado hace años", ha lamentado.

"Señorías, con estos datos, podría parecer que no interesa una Radiotelevisión Española fuerte, volcada en dar un servicio público de calidad. Lamento decirlo, pero es lo que muchas veces sentimos quienes trabajamos en la Corporación. No podemos responder a la sociedad actual con un presupuesto que se encoge año tras año. Este servicio público debe estar por encima de los cambios políticos", ha proseguido.

En su intervención, también ha reclamado una financiación estable para la Corporación que garantice su independencia "porque una empresa pública que no cuenta con el presupuesto mínimo necesario y que siempre está sujeta a vaivenes, difícilmente podrá hacer un proyecto de futuro".

Así lo ha subrayado durante su comparecencia ordinaria de septiembre en el Senado, donde ha presentado cinco informes: dos sobre el cumplimiento del Mandato Marco 2017 y 2018, y las memorias anuales sobre cumplimiento del servicio público correspondientes a 2016, 2017 y 2018. La de 2019 se presentará antes de final de año.

"Necesitamos unos presupuestos que nos permitan cumplir nuestra misión de servicio público en toda su extensión: debemos atender a la infancia, difundir la cultura, contribuir a la integración, apoyar el cine, emitir en las lenguas cooficiales, fomentar la igualdad, dar herramientas para la educación, tener en cuenta todas las confesiones, defender el medio ambiente, impulsar el derecho de acceso. Y estamos encantados de tener esta misión. Pero queremos cumplirla. Queremos dar la respuesta que todos merecen", ha asegurado.

Resultado negativo

Por otro lado, Mateo ha anunciado que estima cerrar el ejercicio 2020 con un resultado negativo que estará en torno a 50 millones de euros. De estos, 36 corresponden al IVA no deducible y el resto a los incrementos salariales de los empleados públicos, a los efectos de la Covid y a "la prórroga de los presupuestos de 2018, ha explicado.

La administradora provisional única ha recordado que en 2012 y 2013 hubo un déficit de 113 millones. Esta cifra se elevó a casi 135 millones en 2014. Y en 2015 se mantuvieron los números rojos, aunque se redujeron a 38 millones.

Mateo ha afirmado que el déficit no se debe a una mala gestión sino a la falta de financiación. En este sentido, ha defendido el "enorme esfuerzo" hecho para ajustar los gastos, "pero en 2010 el presupuesto era de 1.200 millones y hoy no llega a los 1.000". "En estos diez años todo ha subido y nuestro trabajo se ha incrementado. Es decir, no solo se mantienen los cinco canales de televisión, las siete cadenas de radio, la Orquesta y el Coro y el Instituto, sino que hoy tenemos grandes proyectos que en 2010 no existían como tal, caso de RTVE digital", ha añadido.

Comienzo "esperanzador"

En su intervención también se ha referido al "esperanzador" comienzo de la nueva temporada, con estrenos como 'HIT', el debate '¿Quién educa a quién?' o el espacio de actualidad 'La hora de La 1'. "La programación de esta temporada está marcada por el convencimiento de hacer auténtico servicio público en todos los formatos, desde un informativo pasando por un magazine hasta una serie", ha defendido, al tiempo que ha subrayado la estrecha colaboración entre los informativos y los programas de actualidad.

Sobre la decisión de adelantar los programas del 'prime time', ha asegurado que "es una medida de servicio público y, sobre todo, la respuesta a nuestra audiencia que reiteradamente se ha dirigido al Defensor para pedirle este cambio".