Defensa pone a disposición de Madrid 7.500 militares para luchar contra la pandemia

Ejército, Policía Nacional y Guardia Civil se desplegarán desde el próximo lunes en Madrid

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha afirmado que según los cálculos de su departamento 7.500 militares podrían colaborar en diferentes tareas de lucha contra la pandemia a petición de la Comunidad de Madrid, una solicitud de asistencia que espera recibir este viernes del gobierno autonómico.

En rueda de prensa, Robles ha indicado que este viernes, cuando previsiblemente se anuncien las nuevas restricciones en lugares de alta afectación del coronavirus, recibirá la petición formal de la Comunidad de Madrid con el número de militares requeridos para esas tareas.

Lo ha dicho después de que el vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, reclamara este miércoles la colaboración de los militares en la instalación de carpas, la realización de test y el desarrollo de labores de desinfección en las zonas básicas de salud en las que hay restricciones de movilidad desde el lunes, que se ampliarán en los próximos días.

El cálculo de Defensa, según la ministra, es que en la comunidad hay 7.500 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), la Brigada Paracaidista, la base de El Goloso, el Ejército del Aire y la sanidad militar que podrían ayudar en la lucha contra la pandemia en diferentes labores.

Robles ha reiterado su disposición a colaborar con la Comunidad de Madrid y con el resto de regiones para luchar contra el COVID y ha recordado que ya hay 130 rastreadores militares funcionando de los 150 que pidió el gobierno de Ayuso, un número que se irá incrementando en los próximos días hasta alcanzar esta última cifra.

"Las Fuerzas Armadas en 24 horas están dispuestas a lo que haga falta", ha dicho para remarcar la rapidez en el despliegue de los militares, que se ponen en marcha en cuanto a Defensa le lleguen las peticiones concretas de ayuda.

"En todo lo que entre dentro de las posibilidades y competencias de las Fuerzas Armadas y la Comunidad de Madrid nos lo solicite, si lo podemos hacer, lo haremos", ha indicado, y ha recordado que, a diferencia de cuando estaba activo el estado de alarma, ahora todo despliegue tiene que ser a petición de los gobiernos autonómicos.

Despliegue policial el lunes

El despliegue de las fuerzas de seguridad del Estado ante el incremento de contagios en Madrid y las restricciones a la movilidad se demorará hasta el lunes porque así lo ha reclamado la Comunidad, según ha asegurado el delegado del Gobierno en la región, José Manuel Franco.

La Policía Nacional, la Guardia Civil o la Unidad Militar de Emergencias podrían estar actuando ya "hoy" pero el Gobierno trabaja "a requerimiento de la Comunidad de Madrid", que será la que marque "el momento y los lugares" del dispositivo, teniendo en cuenta que el próximo lunes las restricciones podrán extenderse.

Madrid reclamó este miércoles apoyo logístico militar urgente para, entre otras acciones, la realización de test y labores de desinfección en las áreas con restricciones, así como 222 efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil.

El también secretario general del PSOE-M ha señalado en una entrevista con Onda Cero que mañana puede darse "un salto en el sentido de que hubiese que confinar o limitar los movimientos de nuevas zonas de Madrid o municipios" y ha señalado que a día de hoy las policías locales ya hacen trabajo pedagógico y disuasorio.

Además, Franco ha prometido la lealtad del Ejecutivo de Pedro Sánchez a la Comunidad de Madrid, pese a las críticas de la socialista Adriana Lastra, y ha defendido que aunque las medidas adoptadas podrían ser "mejores" o "criticables" éste no es el momento de juzgarlo tras el acuerdo entre ambas administraciones.

Sin embargo, Franco ha pedido que la lealtad sea "bidireccional" y ha señalado que echa en falta "una mayor atención a los Ayuntamientos" que son los "receptores de las quejas" de la ciudadanía.

El delegado del Gobierno ha celebrado asimismo que la manifestación convocada por la izquierda, incluido el PSOE, pase de protesta masiva a acciones simbólicas descentralizadas y no ve contradicción entre apoyar estas reivindicaciones, que denuncian segregación o falta de efectividad de las restricciones, y respaldar al tiempo al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso.

Según Franco, el PSOE debe suscribir sus propias reivindicaciones de años sobre las condiciones “sociosanitarias muy precarias” de algunos barrios y distritos y eso es compatible con que como Gobierno deban apoyar las medidas.

La Comunidad de Madrid no ha comenzado por el momento a sancionar a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia ratifique las restricciones a la movilidad en 37 zonas básicas de salud -26 en la capital y otras 11 en siete municipios más- de las que los vecinos solo pueden salir o entrar por motivos justificados como ir al trabajo, al médico o a un centro educativo.

Interior garantiza el despliegue de Policía y Guardia Civil

El Ministerio del Interior ha garantizado que se responderá con prontitud a la petición realizada este miércoles por el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Según han explicado fuentes del Ministerio del Interior, el despliegue de estos agentes solicitados por el Gobierno regional se puede llevar a cabo de inmediato una vez se tramite formalmente a través de la Delegación del Gobierno y el Grupo Covid-19 en el que forman parte representantes de ambas administraciones, sin que lo anterior afecte a otros servicios de seguridad y planes operativos en marcha.

Desde el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska se insiste en que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso puede contar con su "máxima colaboración" al igual que, aseguran, se ha hecho con otras comunidades autónomas que han requerido la ayuda de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado desde que se decretó en marzo el estado de alarma para combatir la Covid-19.

Las citadas fuentes remarcan que estos 222 policías y guardias civiles dispondrán de los equipos de protección homologados y necesarios para evitar contagios ante la petición adelantada este miércoles en rueda de prensa por el vicepresidente del Gobierno regional, Ignacio Aguado, de que tendrán que llevar a cabo tareas de inspección para el cumplimiento de las cuarentenas y, si se diera el caso, tramitar las propuestas de sanción por incumplimientos dentro de las áreas con la movilidad restringida.

En el caso de que más adelante se amplíen las restricciones a otras zonas básicas de salud, algo que podría anunciarse este mismo viernes, el vicepresidente madrileño ha dicho que se requerirá el Gobierno central más efectivos. Entre las medidas, el Ejecutivo regional ha incluido que se tramite una reforma exprés de la normativa vigente para incorporar 300 médicos extracomunitarios que trabajaron durante la primera oleada de la pandemia.