Iceta afirma que la presencia del Rey en Barcelona en los días de la sentencia de Torra "no era la mejor opción"

El líder de los socialistas catalanes asegura que sería "un escándalo" que el Gobierno no tramitase los indultos: "Estaría prevaricando"

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha afirmado este jueves que el Rey Felipe VI "puede ir a Cataluña", pero que debe decidir "a qué va y cuándo", y en este sentido ha sugerido que "quizá no era la mejor opción" su presencia en un acto de jueces en Barcelona en los días de la sentencia sobre la inhabilitación de Quim Torra.

Así lo ha expresado en una entrevista en 'TVE', recogida por Europa Press, al ser preguntado sobre la decisión de que el Rey no acuda al acto de entrega de despachos a los nuevos jueces que se celebrará este viernes en la Escuela Judicial de Barcelona.

Sobre los motivos que justifican la falta de asistencia, ha señalado que "solo los puede decir el Gobierno", pero que se le ocurre que "quizás alguien pensó que ir a un acto de un componente judicial muy importante la semana que quizás se hacía pública la sentencia que puede afectar al presidente de la Generalitat no era la mejor opción", ha explicado.

Echar sal a las heridas

No obstante, Iceta ha insistido en que el jefe de Estado "ha de venir, el Rey ha de estar". "Lo que es antipatriótico es tirar sal a las heridas en vez de intentar sanarlas", ha apostillado.

Desde ese punto de vista, el dirigente del PSC ha remarcado que el Rey "tiene motivos para visitar Cataluña aún sabiendo que hay una parte de la opinión pública catalana que ha roto amarras con el Rey y con el Estado". Así, ha incidido en que "hay que recuperar afectos" y que esto pasa por una "presencia inteligente" del jefe del Estado en Cataluña.

"El Rey es un símbolo, la pieza, la cúspide, el jefe del Estado y, por lo tanto, tenemos que trabajar para que sea cada vez más respetado, más querido y que su figura sea integradora", ha añadido Iceta. Por ello, ha explicado que esto a veces "puede aconsejar unas determinadas presencias o desaconsejarlas".

Los indultos y la prevaricación

Iceta ha asegurado además que el Gobierno "no puede dejar de tramitar una petición de indulto" porque, sino, "estaría prevaricando". "Sería motivo de escándalo que se bloqueara la tramitación de una solicitud a la que tienen derecho todos los ciudadanos", ha añadido.

Iceta se ha mostrado sorprendido por el "lío" provocado a raíz del anuncio del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que explicó desde la tribuna del Congreso de los Diputados que los indultos para los condenados en el juicio del 'procés' comenzarán a tramitarse la próxima semana.

"La verdad me cuesta a veces entenderlo. Imagínese que el ministro de Justicia dijese: 'Uy, como no me cae bien, lo meto en el cajón'. No puede", ha señalado.