Madrid no impondrá sanciones por saltarse las restricciones hasta contar con ratificación judicial

El consejero madrileño de Interior y Justicia pide responsabilidad a los ciudadanos y explica que cuantas más áreas vean restringida su movilidad más complicado será controlar el cumplimiento de las medidas

El consejero madrileño de Interior y Justicia, Enrique López, ha afirmado que la Comunidad está a la espera de que los tribunales ratifiquen -previsiblemente este mismo miércoles, aunque puede ser el jueves- la medida de limitación de la movilidad adoptada por el Gobierno regional, momento a partir del cual se podrá sancionar a quienes no cumplan con las restricciones.

En declaraciones a RNE, el consejero ha subrayado, en todo caso, la responsabilidad demostrada por los ciudadanos en los dos primeros días de limitaciones de movilidad, y ha puesto como ejemplo el comportamiento de los vecinos del municipio de Alcobendas, en cuyos barrios afectados por las restricciones apenas había movimiento el lunes y el martes mientras que en el resto de la localidad había un tránsito habitual de personas.

Otro ejemplo de la responsabilidad demostrada por los vecinos es que el lunes y martes "más del 70 % de la población" afectada por las restricciones portaba documentos para justificar sus desplazamientos fuera de las zonas limitadas, y "solo un 2 o un 3 % ni explicaba los motivos ni llevaba documentos".

Enrique López ha afirmado que cuantas más áreas básicas de salud vean restringida su movilidad más complicado será controlar el cumplimiento de las medidas, y ha pedido a los ciudadanos responsabilidad y evitar desplazamientos que no sean indispensables.

El consejero ha respondido así a las voces que defienden limitaciones en toda la Comunidad de Madrid, argumentando que aunque a priori parezca más fácil restringir la movilidad en todo el territorio, lo cierto es que "cuantas más unidades básicas de salud incrementemos, peor", porque serían muchas más las calles a controlar para garantizar que los movimientos que se realizan son los indispensables.

Respecto a la posibilidad de que se aprueben más restricciones esta semana, el consejero ha señalado que es una recomendación que compete a la autoridad sanitaria, que está determinando la situación en cada zona de la región, pero ha pedido que se eviten especulaciones porque lo que se haga se hará con pautas "objetivas". "Aquí no se improvisa".

Ha recalcado que la reunión de este lunes entre Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso tenía como objetivo evitar acudir a una medida excepcional como el estado de alarma, una situación que "no se puede banalizar".

Ha confiado en que la actuación de las policías locales, con apoyo de la Nacional y de la Guardia Civil, sea suficiente para establecer los controles aleatorios que se van a realizar durante el tiempo que duren estas medidas, que ha insistido que tienen como fin evitar al máximo las interrelaciones no necesarias. "Hay que recomendarlo, al margen de que la medida se convierta en obligatoria".

Con todo, ha admitido que es imposible hacer un control permanente de las calles, y ha llamado nuevamente a la responsabilidad ciudadana frente a los políticos que "apelan a la conciencia de clases" a pesar de que "van en coche oficial y que ganan 100.000 euros al año", una actitud que ha calificado de "grotesca" y de "desfachatez".