Las primeras horas de restricciones en Madrid transcurren con "normalidad" y controles policiales

Durante 48 horas, los agentes se limitarán a informar y desde el miércoles multarán a aquellos que no cumplan las medidas

La delegada de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, Inmaculada Sanz, ha trasladado este lunes que las primeras horas de restricciones en 37 de las zonas de los seis distritos de la capital están transcurriendo con "normalidad" y ha asegurado que los ciudadanos están "siendo consientes de la situación". Efectivos de la Policía Local están realizando controles desde primera hora en lugares como Puente de Vallecas. Más de doscientos agentes harán controles aleatorios en las calles o salidas de metro de las zonas 'confinadas', la mayoría del sur, aunque no será hasta 48 horas después cuando empezarán a multar a los infractores.

En declaraciones a 'Telemadrid', Sanz ha indicado que, por el momento, los vecinos están mostrando algunas dudas y se están acercando a los policías municipales y voluntarios de Protección Civil para conocer cuáles son las posibilidades de su movilidad estos días.

La portavoz del Gobierno municipal ha indicado que pese a que estos dos días los agentes solo se limitarán a informar, después si se producen "conductas que no se ajusten a esa orden" podrán comenzar a sancionar.

Para hacer cumplir esta orden, ha señalado que trabajarán de manera "coordinada" con la Policía Nacional y que "no va a haber un policía detrás de cada madrileño para ver si exactamente está cumpliendo los controles". "Son aleatorios y rotatorios, pero creo que es un dispositivo bien diseñado; muy enfocado en estas primeras horas a la labor informativa pero si hay que sancionar conductas que no se ajustan a la norma se sancionarán", ha avisado.

El dispositivo, ha insistido, está pensado para hacer cumplir las restricciones de movilidad y algunas actividades que tienen horarios limitados, pero, sobre todo, también para ratificar que las personas infectadas cumplen "el aislamiento domiciliario" porque es un "factor fundamental para atajar la cadena de contagios.

"Es necesaria la presencia policial para hacer cumplir esta orden, pero el Ayuntamiento va a volcar todos sus servicios municipales en todas zonas donde hay mayor incidencia. Queremos estar muy cerca de esos distritos", ha lanzado.

Para garantizar también la seguridad, la Comunidad de Madrid ha incrementado a partir de este lunes la oferta de transporte público y los controles de aforo ante las nuevas medidas.

Según ha explicado el Ejecutivo regional en un comunicado, el objetivo de este refuerzo es garantizar la movilidad de todos aquellos que aún tengan que desplazarse en estas áreas y hacerlo con unas garantías de seguridad aún mayores.

"Razones técnicas y no para estigmatizar"

Por otro lado, el consejero de Sanidad de la Comunidad, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado este lunes que las razones para restringir la movilidad y la concentración de estas 37 zonas han sido "estrictamente técnicas" para frenar los contagios en las áreas con mayor contagiosidad.

En una entrevista con Antena 3, Escudero ha rechazado las críticas a las nuevas medidas de restricción. "Es lamentable pensar que hay un criterio político porque está fuera de la realidad", ha dicho el consejero sobre las protestas de vecinos de las zonas afectadas del sur de la región, que ha negado que se quiera "estigmatizar" a la población, sobre todo en las zonas del sur.

Escudero ha asegurado que las medidas restrictivas impuestas se han tomado por decisiones estrictamente sanitarias, como que presenten una incidencia del virus de 1.000 contagiados por cada 100.000 habitantes con una "tendencia estable o en ligero crecimiento", o que sean áreas próximas a esas zonas más afectadas.

La Comunidad de Madrid ha defendido que estas medidas son las "correctas" para "mantener el equilibrio" entre la contención del virus y que "la vida siga" en la región, ha remarcado el consejero.

En esta línea, ha afirmado que los controles en zonas básicas de salud con más contagios forma parte de "una estructura muy sanitaria", pero que permitirá continuar con la monitorización diaria de los contagios y la respuesta asistencial de hospitales y Atención Primaria.