Preacuerdo entre gobierno y agentes sociales para regular el teletrabajo en el sector privado

CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT votarán este martes el preacuerdo para su aprobación en el Consejo de Ministros

El Ministerio de Trabajo y los agentes sociales han logrado este lunes un preacuerdo sobre la norma que regulará el teletrabajo, con la intención de que sea aprobada por decreto ley en el Consejo de Ministros de este martes. Tras una reunión de más de ocho horas se han logrado limar las diferencias y los negociadores se han levantado de la mesa con un preacuerdo que este martes será ratificado por los respectivos órganos ejecutivos de UGT, CCOO, CEOE y Cepyme.

"Se han superado los obstáculos que nos distanciaban y que deberán ser ratificados mañana por los respectivos órganos de gobierno de las organizaciones. No podemos concretar más por la necesidad de informar y recabar la ratificación de estos órganos previamente", ha explicado la CEOE.

Entre los puntos conflictivos estaban el plazo transitorio para la entrada en vigor de la norma y la regulación de las condiciones del teletrabajo en circunstancias extraordinarias como la de la pandemia de COVID-19, aclarando si en esta situación es necesario suscribir un acuerdo con el trabajador y abonar la totalidad de los costes.

Los aspectos clave de la norma que se aprobará este martes pasan por la necesidad de firmar un acuerdo con el empleado que vaya a trabajar a distancia más del 30 % de la jornada semanal durante un periodo de tres meses y la obligación del empresario de pagar los gastos en los que pueda incurrir.

El trabajo a distancia será voluntario y reversible tanto para la persona trabajadora como para la empresa, y no supondrá un menoscabo en los derechos de quienes lo realicen respecto al resto de trabajadores en condiciones como la retribución, la estabilidad en el empleo, el tiempo de trabajo, la formación y la promoción profesional.

El secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, ha considerado que la norma está en la línea con lo que el sindicato ha defendido en la mesa de negociación, que ha sido "una regulación del teletrabajo digno, con derechos, que evite los abusos y defienda los derechos de los trabajadores".

"Hemos logrado acordar una de las ", ha asegurado, ya que "tanto el derecho voluntario del trabajador a teletrabajar como su derecho a volver, si así lo quisiera, a realizar su trabajo de forma presencial".