Sánchez y Ayuso acuerdan un equipo de trabajo conjunto para coordinar la lucha contra el virus

El presidente del Gobierno dice que "hay que estar listos para contemplar otros escenarios" si fallan las medidas en Madrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, han acordado este lunes crear un 'Espacio de Colaboración' entre el Ejecutivo central y el regional, que se reunirá semanalmente, y que contará con el apoyo de diferentes grupos de trabajo formados por cargos de las dos administraciones y por técnicos, con el objetivo de "coordinar y planificar respuestas contra la pandemia".

Tras la reunión, Sánchez se ha congratulado del acuerdo y del encuentro "fructífero" en el que no se ha "enjuiciado nada" y en el que el Gobierno ha ofrecido "su ayuda" y "su respaldo" a la Comunidad de Madrid. Así, ha celebrado que ambos Ejecutivos están "juntos" en esta lucha "epidemiológica y no ideológica".

Sánchez ha dicho que espera que las medidas de la Comunidad de Madrid sean "suficientes", pero ha aseverado que deben estar "listos para contemplar otros escenarios en caso de que sea preciso", en referencia a un posible estado de alarma.

"Madrid exige un plan especial", ha asegurado el presidente del Gobierno, que ha subrayado que la segunda ola "es menos letal y veloz", pero sigue siendo "muy peligrosa". En cualquier caso, ha comentado que ha ido hasta la sede del gobierno regional "para ayudar y no para tutelar". 

Sánchez ha ofrecido también a Ayuso la colaboración del Gobierno central para aportar "medios de rastreo adicionales, medios de desinfección, medios logísticos, medios sanitarios, refuerzos de la capacidad hospitalaria, apoyo legal, recursos jurídicos, medios policiales y todo aquello que considere el Gobierno de la Comunidad de Madrid que necesita".

Sin embargo, el jefe del Ejecutivo ha añadido que "estos medios del Estado deben ser reforzados con medios civiles y medios municipales para reforzar la Atención Primaria", uno de los niveles asistenciales más afectados por la crecida del COVID-19.

"Hemos coincidido en que para revertir la situación es indudable que tenemos que reforzar todo el esfuerzo que podamos hacer sanitario, reforzar efectivos de rastreo y robustecer la asistencia primara que debe ser el primer dique de contención", ha recalcado.

Por su parte, Ayuso ha dicho que "solo con actuaciones conjuntas vamos a sacar adelante la situación", que se ha agravado por el tamaño poblacional de Madrid. En cualquier caso, hará "lo que sea ante la pandemia, pero ni Estado de alarma ni confinamientos" por el bien de la región por ahora, que ha de dar "una oportunidad" a las nuevas medidas.

En este sentido, ha asegurado que ahora "toca trabajar" y ha pedido a los ciudadanos "que confíen en las autoridades", tras lo cuál ha relatado una serie de esfuerzos y medidas que ha tomado la Comunidad de Madrid durante la pandemia y ha pedido "más médicos" porque no hay los suficientes.

También ha solicitado al presidente del Gobierno reforzar las estrategias de "movilidad" para controlar quienes entran en España por Barajas para hacer test a los viajeros, creando un hospital de campaña allí mismo. 

Y en cuanto a los críticas por la falta de rastreadores, ha indicado que harían falta "millones de ellos" para la mejor detección, pero ha subrayado que hay que "aprender a convivir con el virus" con cuarentenas, el cumplimiento de la ley y más recursos, que llegan poco a poco.

El equipo, comandado por Illa

En cuanto al equipo anunciado para frenar la epidemia en la región, que se denominará 'Grupo COVID-19', estará compuesto por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, por parte del Gobierno central, y el vicepresidente de la Comunidad, Ignacio Aguado, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, por parte del autonómico. Este grupo contará con un portavoz técnico sanitario para atender las demandas informativas de la sociedad.

Fuentes de ambos Ejecutivos han informado poco antes de las 13.00 horas, antes de que hubiera pasado siquiera una hora desde el inicio de la reunión entre los mandatarios, de que Sánchez y Ayuso ya habían alcanzado ese acuerdo, aunque no han ofrecido detalles hasta más tarde, a través de un comunicado conjunto de ambas administraciones del que han dado luego más detalles los dos líderes políticos.

"Para mantener un contacto eficaz entre ambas administraciones, han acordado crear un 'Espacio de Cooperación 0 entre el Gobierno de España y el Gobierno de la Comunidad de Madrid para el seguimiento y respuesta de la evolución de la pandemia, que aborde los asuntos principales que afectan a la sociedad", señala ese comunicado.

Asimismo, señalan que "ambos presidentes entienden imprescindible la actuación coordinada de las administraciones, reforzando los mecanismos de cogobernanza para ampliar así la capacidad de respuesta".

"Recomendaciones" para Madrid

Sobre el 'Espacio de Cooperación', explican que se desarrolla con la creación de un Grupo COVID-19 que se reunirá semanalmente, "con el objetivo coordinar y planificar respuestas contra la pandemia". "Sus propuestas servirán de recomendaciones a las actuaciones propias que seguirá ejecutando el gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid en el ejercicio de sus competencias", añaden.

Este grupo, compuesto por Illa, Darias, Aguado y Escudero, y que contará con un portavoz, se apoyará en los consejos del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES) del Ministerio de Sanidad y de los técnicos sanitarios de la Comunidad de Madrid, y también en dos estructuras, llamadas 'Unidades de Apoyo'.

En concreto, habrá una Unidad Territorial, y una Unidad Técnica, que se reunirán dos veces por semana y elevarán sus propuestas al Grupo COVID-19, y cuya función será la de aportar "ideas" y realizar "proyectos concretos para su desarrollo".

Según han explicado, la Unidad Territorial estará compuesta por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, el Consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, la Secretaria General de Coordinación Territorial y el Presidente de la Federación Madrileña de Municipios.

Por su parte, la Unidad técnica la compondrán el Consejero de Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, el Consejero de Transportes de la Comunidad de Madrid, el Delegado del Gobierno en Madrid, la Secretaria General de Transportes del Gobierno de España, un representante de la UME, un representante de la Policía Nacional, un representante de la Guardia Civil, el Director del SUMMA-112 y el Director del SAMUR.

"El 'Espacio de Cooperación' creado por el Gobierno de España y el Gobierno de la Comunidad de Madrid debe ser una respuesta eficaz a los graves problemas que ha generado la propagación del CORONAVIRUS-19 desde la unidad de acción entre administraciones", concluye ese comunicado.

¿Ayuda del Ejército?

Ayuso también habría pedido a Sánchez el apoyo del Ejército para cuestiones sanitarias, según fuentes del Ejecutivo madrileño, aunque la propuesta ha de ser analizada en las próximas semanas. En cualquier caso, la ayuda militar sería para reforzar la atención primaria de Madrid y para labores de desinfección y no para controlar las medidas de restricción.

Díaz Ayuso ha recibido a Sánchez en la Real Casa de Correos el mismo día en el que han entrado en vigor nuevas medidas de restricción de actividad y de movilidad en 37 zonas básicas de salud de la Comunidad con una mayor incidencia acumulada de coronavirus.

Sánchez, que ha llegado en coche oficial, ha sido recibido por Ayuso, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco.

Sánchez y Ayuso se han saludado con la cabeza, sin apretones de manos, como marca el protocolo sanitario por el coronavirus. Además, el presidente, ha colocado su mano en su pecho, en señal de saludo.

La reunión ha tenido lugar en el Salón Canalejas, donde Sánchez ha firmado en Libro de Honor de la Comunidad de Madrid.

En la Puerta del Sol se ha desarrollado una concentración de personas convocadas por Vox, que han pedido la dimisión de Sánchez y que han increpado al presidente al grito de "Partido Socialista, banda terrorista" o "asesino".

Desde el pasado jueves, los equipos de ambos gobiernos preparan un espacio de cooperación en la lucha contra el COVID-19 que ha estado liderado por Iván Redondo, por parte de Sánchez, y Miguel Ángel Rodríguez, por la de Ayuso, que han estado en contacto durante todo el fin de semana.

Sánchez pidió el pasado jueves pasado en una carta dirigida a Ayuso reunirse "cuanto antes" para reforzar la cogobernanza entre ambas administraciones ante "los momentos críticos" que atraviesa la región, oferta que aceptó la presidenta madrileña, que había solicitado en varias ocasiones este encuentro.

Por su parte, Ayuso envió una carta de respuesta a Sánchez donde reiteraba la necesidad de diseñar "estrategias nacionales" para acabar con la epidemia en Madrid, que tiene una "especial vulnerabilidad" por sus condicionantes de movilidad, densidad y relaciones con el resto del país.

Sánchez aseguró el pasado sábado que no contemplaba un nuevo confinamiento de toda España y garantizó que en la reunión con Ayuso sólo será para ayudar, no para juzgar ni tutelar, tal y como ha insistido este lunes.

RELACIONADO