Un segundo participante en los ensayos de la vacuna de AstraZeneca sufre un trastorno neurológico

La farmacéutica recalca que tras realizar "una revisión independiente" es "poco probable que estos problemas estén relacionados con la posible vacuna"

La farmacéutica AstraZeneca sufre un nuevo revés en su camino para hallar una vacuna contra el COVID-19. La empresa, que trabaja junto a Oxford, ha informado de que un segundo voluntario ha mostrado "síntomas neurológicos sin explicación" durante la tercera fase de los ensayos clínicos, según recoge el diario 'The New York Times'.

Según explica el diario, varias fuentes señalan a que se trataría de nuevo un caso de 'mielitis transversa', algo que de confirmarse establecería un patrón peligroso, según ha explicado Mark Slifka, experto en vacunas de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon (EEUU).

AstraZeneca recalca que tras realizar "una revisión independiente" es "poco probable que estos problemas estén relacionados con la posible vacuna" o bien que no si dispone de pruebas suficientes para realizar tal afirmación.

Hace unos días, la empresa se vio obligada a pausar el ensayo debido a la mielitis transversa que presentaba uno de los voluntarios, hecho que hizo saltar todas las alarmas. A finales de agosto, la UE cerró con la farmacéutica británica AstraZeneca un "primer contrato" que le garantizaba el acceso a 300 millones de dosis de la vacuna, por lo que la suspensión de los ensayos supuso un serio motivo de preocupación en Europa y en todo el mundo.

Los estudios se reanudaron tras el primer tropiezo en Gran Bretaña, Brasil, India y Sudáfrica, pero siguen pausados en Estados Unidos. Hasta ahora, aproximadamente 18.000 personas han recibido la vacuna de AstraZeneca.