Sánchez se desmarca de Iglesias y quiere contar con Cs para negociar los PGE

El presidente cree que ante la situación inédita que existe en España los acuerdos deben de ser inéditos e históricos y acudirá a Madrid a ayudar

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, volvió esta noche a pedir que en la aprobación de los próximos Presupuestos Generales del Estado no haya vetos cruzados, desmarcándose de esta manera de la posición de su vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, quien ha manifestado su oposición a que en los mismos participe Ciudadanos y que sean negociados únicamente con los partidos que apoyaron la investidura.

En una entrevista en La Sexta el jefe del Ejecutivo ha argumentado que la situación actual es tan inédita que se deberían buscar acuerdos inéditos e históricos. A continuación ha reclamado excluir los vetos cruzados, aunque aclarando que los Presupuestos serán progresistas.

Frente a la defensa que hace Pablo Iglesias de que esos presupuestos sean respaldados por la mayoría que facilitó la investidura de Sánchez y pese a que ha habido declaraciones de dirigentes de Unidas Podemos y de Ciudadanos en los que se excluyen mutuamente para el acuerdo, el jefe del Ejecutivo pretende perseverar en el intento.

A su juicio, todos los partidos, ya sean de derechas o de izquierdas, pueden ponerse de acuerdo para absorber los 140.000 millones de euros procedentes de Bruselas ante la situación generada por la pandemia de coronavirus.

También cree que nadie puede oponerse a reforzar la protección por desempleo o recursos para el ingreso mínimo vital.

"Estamos en un momento tan inédito que yo excluiría los vetos cruzados", ha añadido Sánchez, quien ha garantizado que los presupuestos que presentará el Gobierno serán progresistas, pero también "de país".

Por eso insiste en lograr un amplio apoyo del que entiende que se autoexcluyan tanto Vox como el PP, partido que dice que está haciendo lo mismo ante otras muchas cuestiones.

"Pero el resto de partidos ¿por qué vamos a estar mirando de reojo al que tenemos al lado cuando los ciudadanos nos están pidiendo que nos unamos?", se ha preguntado.

A la espera de los apoyos que puedan tener, de lo que está convencido es de que habrá unas nuevas cuentas del Estado.

"No me cabe en la cabeza -ha recalcado- que no haya presupuestos generales del Estado".