La crisis del coronavirus

Sánchez: "Iré a la Puerta del Sol a ayudar y doblegar la curva"; Escudero: "Si hay que cerrar Madrid se cerrará"

El presidente reitera que son las comunidades autónomas las que tienen las competencias sobre sanidad y asegura que pondrá a disposición de Madrid los recursos del Estado

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha descartado esta noche volver a confinar al país, aunque ha matizado que no se puede cerrar ninguna puerta. Asimismo, sobre el encuentro que el próximo lunes tendrá en la sede de la Comunidad de Madrid, con su presidenta Isabel Díaz Ayuso, ha indicado que irá a ayudar, subrayado que no va ni a juzgar, ni a evaluar.

Durante una entrevista en La Sexta, el jefe del Ejecutivo ha insistido que acude a esa reunión para ponerse al lado de la presidenta madrileña, porque su objetivo es doblegar la curva de contagios. No obstante, ha vuelto a reiterar que son las comunidades autónomas las que tienen las competencias sobre sanidad y que a partir de ahí el Gobierno pondrá a disposición de Madrid los recursos del Estado.

Preguntado si las medidas de confinamiento que ha anunciado Madrid van a ser útiles, se ha limitado a contestar que espera que lo sean ya que habrán sido propuestas por los especialistas de la comunidad en estos temas.

Sánchez ha evitado explicar porque España es uno de los países con peores datos de contagios en Europa en la segunda ola del coronavirus, explicando que se trata de una ola distinta, con un crecimiento más lento que en la primera, con una letalidad más baja, subrayando que ahora se detectan a 6 de cada 10 contagiados, mientras que en la primera fase esa proporción era solo de 1 de cada 10.

Cerrar Madrid

El responsable de la Sanidad madrileña, Enrique Ruiz Escudero, no descarta el cierre de la ciudad si las medidas de contención que se ponen en marcha el lunes no dan sus frutos.

"Si no funcionan, valoraríamos limitar el movimiento a otras zonas básicas de salud o tomaremos decisiones de carácter más general para toda la comunidad autónoma", ha explicado al diario ABC.

"El cierre de la ciudad se debe hablar con naturalidad", aunque las decisiones se tomarán según evolucione la situación epidemiológica y la tensión de los hospitales. "Siempre que se pueda evitar, trataremos de evitarlo, nuestro objetivo es seguir tomando medidas equilibradas para mantener la actividad económica lo máximo posible y podamos convivir con el virus", ha explicado.

El consejero ha recalcado que la recomendación general es que los ciudadanos "estén en casa el mayor tiempo posible y solo se muevan por una necesidad esencial, trabajar, comprar, cuidar de un mayor o acudir al colegio" para poder frenar la transmisión del coronavirus.