Ante la gravedad sanitaria madrileña

Sánchez y Ayuso se reunirán en Sol para reforzar la respuesta a la crisis sanitaria en Madrid

La crisis sanitaria (y política) de la Comunidad Autónoma de Madrid (CAM) ha traspasado la frontera regional e internacional y amenaza con dañar la recuperación económica madrileña y de todo del país si se reproducen los confinamientos.

Ante esta situación y tras pedir el vicepresidente Aguado la ‘contundente intervención del Gobierno’ en la lucha contra la nueva oleada de contagios, el presidente Pedro Sánchez ha enviado una carta a la presidenta de Madrid Isabel Ayuso ofreciendo una entrevista urgente, incluso en la sede madrileña de la Puerta del Sol para abordar la situación y para ‘reforzar y coordinar’ la respuesta sanitaria a la nueva y dura situación.

La respuesta de la presidenta madrileña no se ha hecho esperar, porque se ha apresurado a celebrar que "por fin" Sánchez, haya accedido a reunirse con ella. "La Comunidad ha estado demasiado tiempo sola. Celebro que el presidente del Gobierno acceda por fin a reunirse conmigo", ha escrito en su cuenta de Twitter.

No se conoce la fecha del encuentro que podría ser la semana próxima pero la decisión y la oferta de Sánchez revela la preocupación de La Moncloa por el rápido empeoramiento de la situación sanitaria en Madrid, y el riesgo de que repercuta en otras CC.AA.

Lo que por otra parte ha dejado desconcertado al presidente del PP Pablo Casado que ya no sabe que hacer por el cúmulo de errores de Ayuso y con su manifiesta incapacidad política.

Mientras que en otros ambientes políticos la propuesta de Sánchez se considera como un primer paso para que el Gobierno empiece a tomar el control en la Sanidad de Madrid. De hecho en la carta de Sánchez ya se menciona la coordinación de ‘mecanismos de cogobernanza’.

Asimismo, ayer, el Consejero de Sanidad, Escudero, anunció, sin mencionar la palabra ‘confinamiento’, que este viernes el Gobierno madrileño acordaría decisiones sobre ‘restricción de la movilidad y de la actividad’ en distritos y pueblos, madrileños.

Entre los que parecen estar los distritos de San Blas Usera, Villaverde, Vallecas, Carabanchel, la Ciudad y Centro y las localidades como Alcobendas, Fuenlabrada, Parla, Humanes, Moraleja, Ribatejada y Villa Del Prado

Estamos ante una situación grave que ya está colapsando los ambulatorios de asistencia primaria, y llenando algunos hospitales, de ahí la posibilidad de que se vuelva a abrir el hospital de campaña de IFEMA.

Y también ante una doble crisis política y sanitaria en la CAM, sobre todo después que el miércoles su viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, anunciara ‘confinamientos’ en barrios y varios pueblos de Madrid que están más afectados sin que este anuncio hubiera sido acordado por el Gobierno de Madrid.

Con lo que se creó un reguero de alarma en esos lugares mencionados en los medios, donde muchos de sus habitantes se disponían a trasladarse a otro sitio de residencia por temor a no poder acudir a sus trabajos si eran confinados.

En el campo de la oposición madrileña el líder del PSOE Ángel Gabilondo había ofrecido a Cs la presidencia de la CAM si progresa una moción de censura que no quiere presentar ‘si no es para ganarla’. Y que si podría presentar el partido Más Madrid como lo anunció ayer Iñigo Errejón.

La gravedad de aumento de los contagios en Madrid y el riesgo de los confinamientos tienen una especial incidencia en España porque en la CAM está el motor económico de todo el país y si se llegará a un confinamiento de la región ello afectaría a la recuperación económica española.

Y dañaría más aún la imagen deteriorada de España, país que ahora lidera entre las naciones occidentales el récord de muertes por habitantes por el coronavirus con más de 50.000 fallecimientos, aunque muchos de ellos el Gobierno de Sánchez no quiere reconocerlos oficialmente.

RELACIONADO