Caos de confinamientos en Madrid y empeoran los datos en España: 11.190 contagios y 239 muertos

Desde el Gobierno madrileño se anunciaron confinamientos en pueblos y barrios de Madrid que luego se anulan o han aplazado

La crisis sanitaria española no cesa de crecer en contagios y muertes (11.190 y 239, en el día de ayer respectivamente), pero también en la ausencia de atención sanitaria en ambulatorios y centros de atención médica que se están desbordado y que reúnen largas colas donde empieza a crecer la indignación ciudadana.

El epicentro de la crisis nacional está en Madrid por causa de la absoluta incompetencia de su presidenta Isabel Díaz Ayuso y por el caos imperante en su gobierno de coalición mal avenido. Donde ayer se produjo una nueva crisis al anunciar, por su cuenta, el viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, que se iban a confinar varios pueblos y barrios de Madrid por el impacto localizado del virus, y luego se aplazó o desmintió semejante decisión que no conocía el Gobierno y que el tal Zapatero declaró haberle comunicado a la presidenta Ayuso por un WhatsApp.

Estas noticias han creado confusión y caos en los pueblos y barrios cuyos nombres circulan en los medios, porque muchas personas que tienen que trabajar están pensando cambiar su residencia para no quedar atrapados en los confinamientos.

Asimismo empiezan a crecer las alarmas de hacinamiento en algunos de los hospitales de Madrid y ello ha desatado otro nuevo rumor relativo a que el Gobierno de la Comunidad prestara la reapertura del hospital de campaña de Ifema.

Y todo ello mientras en el Gobierno de Sánchez y en el PP de Casado crece la preocupación por la absoluta incompetencia y descontrol de Isabel Díaz Ayuso, la presidenta de Madrid en una crisis sanitaria que no controla y que utiliza como argumento polémico contra el Gobierno central.

Y es que, la extensión de la pandemia de coronavirus ha provocado en concreto 11.193 nuevos contagios, de los que un 30% se encuentran en Madrid, por lo que esta comunidad ha anunciado que aplicará nuevas restricciones, sin especificar cuales, para frenar las infecciones por COVID-19, que también ha causado 239 nuevas muertes. Según los datos facilitados a Sanidad por las comunidades, a excepción de Murcia que no ha volcado su información por "problemas técnicos", en las últimas 24 horas se han confirmado 4.728 nuevos positivos, con lo que el total de infecciones asciende a 614.360 y el de muertes a 30.243, con 366 fallecidos en los últimos 7 días.

Madrid ha registrado 1.854 de estos nuevos positivos de las últimas 24 horas, seguida del País Vasco, con 429; de Andalucía, con 327; y de Castilla y León, con 292. La comunidad madrileña también es la región con mayor presión hospitalaria, al registrar un 22 %, frente a la media del 8,5%, aunque Aragón, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia, País Vasco y la Rioja superan esa media.

Los nuevos brotes mantienen ingresados a 9.810 enfermos de COVID (58 más que ayer), de los que 1.281 están en UCI (8 más), lo que mantiene la ocupación en el 8,5% de las camas hospitalarias, y en las últimas 24 horas se produjeron 1.315 ingresos y 1.123 altas.

Ante esta situación, los responsables de Salud de Madrid han avanzado que se anunciarán medidas "más drásticas" para frenar el avance del coronavirus "en la línea de confinamientos selectivos" en zonas con más incidencia, restricciones a la movilidad y concentración de personas, aunque no se han especificado después de una jornada de informaciones poco precisas al respecto.

A la espera de que se concreten el anuncio de estas restricciones, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha manifestado su "preocupación" por la evolución de la pandemia en la región madrileña, ha dicho que no preveía la adopción de medidas conjuntas en el transcurso de la reunión que ha mantenido el miércoles por la tarde con las comunidades de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid para frenar los contagios.

Tras reunirse con la Federación Española de Municipios y Provincias, Illa no ha querido hacer una valoración de las restricciones que prepara Madrid hasta conocer su "literalidad exacta" pero ha asegurado que está en "contacto permanente" con el Gobierno de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, y que confía en que se adopten las medidas más convenientes.

El Departamento catalán de Salud ha decido prorrogar 15 días más las medidas restrictivas en las actividades de hostelería y restauración en Barcelona capital y otros quince municipios del área metropolitana, a pesar de que las cifras de contagio van mejorando lentamente.

Medidas en todas las regiones

En Baleares, uno de cada diez ciudadanos de Palma de Mallorca, el 9,5 % de su población, está afectado por las medidas restrictivas específicas de movimiento y de limitación de la actividad comercial aprobadas por el Govern balear y el consistorio para frenar el avance del coronavirus.

Las restricciones también afectan desde este miércoles a los municipios de Sotillo de la Ribera (Burgos) y Pesquera de Duero (Valladolid), que hacen frente a dos semanas de limitaciones a la movilidad tras haberse disparado los contagios en ambas poblaciones en las últimas semanas.

En Castilla y León, también Valladolid y Salamanca inician la próxima medianoche su tercera semana con restricciones adicionales por la pandemia y la Junta también mantiene bajo lupa a la capital leonesa por si tuviera que adoptar medidas.

Con el propósito de anticiparse al "descontrol y repunte de casos", La Rioja ha limitado las reuniones sociales a un máximo de seis personas por grupo en lugares públicos y privados, y ha recomendado reducir, en todo lo posible, la libre circulación fuera del municipio de residencia salvo para casos especiales.

Por su parte, la ciudad de Valencia vuelve a cerrar temporalmente desde este jueves las 664 zonas de juegos infantiles de los parques y jardines, como hizo durante el estado de alarma, para ayudar a contener el ritmo de contagios, dada la situación epidemiológica del municipio.

Más esperanzadora es la situación en el País Vasco, donde se ha confirmado un "cambio de tendencia" descendente de la incidencia de la pandemia, ya que distintos indicadores apuntan a que la situación está "mejorando bastante".

Según los responsables de Salud vascos, la comunidad se encuentra en una situación "estable" con una incidencia acumulada que lleva descendiendo desde finales de agosto por las medidas adoptadas por las instituciones y porque la ciudadanía está demostrando "una gran responsabilidad".