Iglesias negocia con ERC y Bildu como la primera opción de Sánchez para los PGE por delante de Cs

Hace unos meses el Presidente Pedro Sánchez solo tenía la opción de ERC para aprobar los PGE de 2021 y con muy escasas posibilidades desde que llegó la sentencia condenatoria del Tribunal Supremo sobre el fallido golpe de Estado catalán, porque ERC exigía indultos para los golpistas y también una consulta catalana de autodeterminación, como las que piden en la Mesa de Diálogo catalana que sigue a la espera de fecha por parte de Torra.

Pero ahora Sánchez, que entonces pedía a la desesperada el apoyo del PP, se ha encontrado con cuatro posibles variantes para aprobar los PGE tras cambiar Cs su posición frente al Gobierno durante la votación del Decreto del cuarto estado de alarma, abriéndose Arrimadas a pactar los PGE con el Gobierno.

Y además la crisis del PDeCAT también le abrió a Sánchez la posibilidad de una cuarta opción de pacto para los PGE incluso sin la necesidad de contar con los votos de ERC, Cs y el PP.

Y es, en este contexto, en el que se inscribe la nueva función ‘oficial’ del vicepresidente Iglesias de negociar los apoyos de ERC y Bildu para los PGE DE 2021, lo que hoy iniciará Iglesias para conseguir que el pacto con ERC sea el prioritario frente a la opción de Cs que parecía preferir Sánchez.

No es la primera vez que Iglesias actúa en estas negociaciones porque ya hizo de discreto intermediario ante Puigdemont, Junqueras y Otegi en la moción de censura de Sánchez contra Rajoy. Y también ante la investidura de Sánchez en enero, aunque esa vez solo consiguió la abstención de ERC y Bildu, que resultó eficaz para que Sánchez fuera investido presidente por mayoría simple y en segunda votación.

Ahora, Iglesias tiene la prioridad de lograr los PGE con ERC y no solo para que esas cuentas del Estado sean lo más progresistas posibles sino porque si la solución pasa por Cs eso abrirá en Podemos una nueva crisis interna (otra más) con En Comú Podem en Cataluña, porque no se lo perdonarían en Barcelona sus aliados Asens y Colau en víspera de elecciones catalanas.

Iglesias en las negociaciones con ERC ofrecerá hoy a Rufián los indultos a los golpistas catalanes para que su líder Junqueras pueda ser candidato a la Generalitat en los comicios catalanes de fin de año o de primeros de 2021. Mientras que, a Bildu, Iglesias le prometerá el acercamiento de todos los presos de ETA al País Vasco, tras el suicidio de Igor González en prisión, lo que Sánchez lamentó ‘profundamente’ en el Senado.

A todo ello hay que añadir la reciente oferta de 4 diputados del PDeCAT de aprobar los PGE de Sánchez tras la ruptura de este partido por culpa de Puigdemont.

De esa manera al final resulta que son cuatro las variantes de la ‘mayoría absoluta’ que Sánchez necesita para aprobar los PGE (que son una Ley Orgánica) y que exigen un mínimo de 176 escaños son:

-A: La primera opción es la que defiende a Iglesias y la presenta como la de ‘mayoría de la investidura’ de Sánchez, lo que no es exacto porque en esa ocasión se abstuvieron ERC y Bildu, y Sánchez, con PSOE, UP, PNV, MP, NC, BNG, NC y TE solo logró 167 escaños de ‘mayoría simple’ en segunda votación. Aunque en los PGE podrían llegar a los 187 votos con los votos de Bildu y ERC o hasta los 191 si finalmente se les suman lo 4 de PDeCAT.

-B: La segunda opción es la del pacto con Cs que salvó la cuarta prórroga del ‘estado de alarma’ con PSOE, UP, Cs, PNV, Bildu, MP, CC, BNG, PRC y TE, que sumó 184 votos.

-C: La tercera opción que se presenta como novedad gracias a PDeCAT es: PSOE, UP, PNV, Bildu, PDeCAT, MP, CC, BNG, PRC y TE. que llega, bastante ajustada, hasta los 178 votos (dos más de los necesarios) y sin necesidad de ERC, Cs y PP.

-D: La cuarta opción, ahora impensable, sería la ‘gran coalición’ PSOE-PP de 210 escaños, a la que se podrían sumar Cs, CC, TE y PRC hasta los 223 diputados, lo que excluye a Podemos y dejaría a Iglesias y sus ministros de UP fuera del Gobierno.

Con estas cuatro variables u opciones posibles de pactos parece claro que Sánchez tiene muchas posibilidades de lograr los PGE de 2021 y de avanzar sin problemas hacia el final de la legislatura.

Además la irrupción de PDeCAT deja, tanto a Cs como ERC, descolocadlos una vez que Sánchez puede lograr los Presupuestos sin ellos y sin necesitar al PP. Aunque imaginamos que PDeCAT, a igual que ERC, pueden exigir que Cs no entre en sus opciones presupuestarias.

Sin embargo el Presidente necesita una mayoría no solo para los PGE sino estable para la legislatura visto el reciente fracaso de su Real Decreto sobre los superávit de los Ayuntamientos que pretendía ‘confiscar’.

De la misma manera que Sánchez sueña con una quinta opción: la de sumar los 10 escaños de Cs a ‘la primera’ opción de los 191 escaños para llegar a los 201. Lo que dejaría al PP en una sonora soledad en compañía de Vox, la CUP y los 4 escaños de JxCAT de Puigdemont.

RELACIONADO