El Gobierno de Ayuso endurecerá el aforo en terrazas, velatorios y reuniones ante el aumento de contagios

Ante el aumento de contagios diarios en la Comunidad de Madrid, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso estudia restringir el aforo en terrazas, velatorios y diversos actos con gran concentración de personas, según ha informado este jueves 'El País'. La región sigue a la cabeza de contagios a nivel nacional después de notificar este jueves a Sanidad 3.077 positivos nuevos, 1.200 de ellos en las últimas 24 horas. Además, Madrid sigue siendo la comunidad más ingresos en sus hospitales, 407, y la que más muertos contabiliza, 73, en la última semana.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, dará a conocer las medidas en una rueda de prensa este viernes a las 11 de la mañana junto al viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas.

Estas medidas forman parte del plan para la 'operación retorno' que la Comunidad de Madrid implantará por quincenas, en función de la evolución epidemiológica, e incluirán, entre otras, aumento de rastreadores, refuerzo del transporte público, más pruebas serológicas o volver a habilitar hoteles medicalizados.

El plan, según Ayuso, incluirá "unos criterios objetivos" que permitan decidir "con objetividad, con criterio" y "con tiempo" si pueden celebrarse o no espectáculos públicos. Así, "según avance la epidemia" se aplicarán "unos u otros escenarios" del plan.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha mencionado este jueves en una entrevista en Telecinco la intención de contener los rebrotes en los lugares donde han detectado que han ocurrido con más frecuencia: dentro del entorno familiar, en las terrazas, en velatorios y en todos los actos multitudinarios.

El anuncio de las nuevas medidas este viernes coincide con el comienzo del curso escolar en los centros públicos y concertados de la Comunidad de Madrid, con la incorporación de los alumnos del primero ciclo de Educación Infantil.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ve en estos momentos innecesario un confinamiento generalizado de la población, como se produjo en marzo por la pandemia de COVID-19, y tampoco ve viable un "confinamiento perimetral" de Madrid por el aumento de los contagios. Una opinión que comparte el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, que en rueda de prensa ha dicho que no le parecería "lógico" plantear el confinamiento ya que Madrid tiene "otras alternativas".

Polémica con Page

La situación epidemiológica en la Comunidad de Madrid ha estado en el centro de la polémica en las últimas 24 horas después de que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, dijera el miércoles que un 80 % de los casos de contagios de la comunidad les llegan "de la bomba radioactiva vírica que se plantó en Madrid".

En cambio, este jueves en un acto público ha dicho que "el virus ni tiene carné político, ni vota, ni tiene ideología", por lo que "no es un problema de gobiernos", y ha asegurado que tiene "la mejor relación con la Comunidad de Madrid". "Nos estamos coordinando en la pandemia y a partir de la reunión de ayer, más", ha comentado en alusión a la reunión convocada por el Ministerio de Sanidad y los responsables sanitarios de la Comunidad de Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León. Ha añadido que hay una conectividad geográfica "que condiciona a todos" y que el virus "no entiende de fronteras", por lo que ha reiterado la importancia de "coordinar medidas, homologarlas" y de que haya "un patrón común en el conjunto país".

Palabras que contrastan con sus declaraciones del miércoles, que han sido rechazadas por varios miembros del Gobierno de  Ayuso.

Ruiz Escudero ha criticado en una entrevista en Telecinco que se trate de "buscar culpables" y se responsabilice a Madrid de la propagación del COVID-19, ya que afirma que la trasmisión en la región es mayor debido a su alta densidad de población y movilidad.

"(El coronavirus) empezó en China, no empezó en Madrid, y de China fue a Italia y de Italia a Madrid, hacer esas afirmaciones no contribuyen en nada en la lucha contra el COVID; me parece totalmente fuera de tono", ha dicho por su parte el consejero de Educación, Enrique Ossorio.

Más conciliador, el consejero de Economía, Manuel Giménez, ha reconocido que las declaraciones de Page "no son afortunadas" pero cree que se tienen que entender en un contexto de "tensión". "A lo mejor no se ha expresado con toda la corrección que él habría querido", ha señalado Giménez, quien ha expresado tanto al presidente manchego como al de Castilla y León y a los alcaldes la "solidaridad" de Madrid y su "absoluta disponibilidad" para trabajar "juntos".

Más allá del Gobierno regional, Martínez-Almeida, cree que las declaraciones de Page han sido "profundamente desafortunadas" y le ha instado a pedir disculpas. "Decir que hay una bomba vírica que ha sido culpa de Madrid y que está afectando a Castilla-La Mancha, no ayuda a resolver los problemas que tienen en Castilla-La Mancha. Lo que sí puede ayudar es que se genere una suerte de conflicto y enfrentamiento entre territorios que en estos momentos a nadie nos está ayudando", ha declarado en una entrevista en Antena 3.