Valladolid se rebela y recurrirá las medidas de la Junta: "Es un abuso de poder y una injusticia"

Igea ve "incomprensible" la actitud de Puente y rechaza no tomar medidas en Valladolid "por miedo al alcalde"

El alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, ha denunciado este miércoles que en las medidas restrictivas adoptadas por la Junta de Castilla y León para este municipio subyacen "arbitrariedad, incoherencias, abusos de poder e injusticias", por lo que ha reiterado que pedirán su retirada de manera cautelar en los juzgados.

En una rueda de prensa convocada en el Ayuntamiento y acompañado por concejales de su equipo de Gobierno, Puente ha señalado que "bajo la etiqueta de determinadas situaciones loables" a veces se esconden "arbitrariedades, injusticias, incoherencias y muchas veces vulneración del propio ordenamiento jurídico".

En el caso de las medidas anunciadas por la Junta, el regidor ha criticado la "falta de lealtad institucional, el nulo diálogo y la sorpresa absoluta" con la que ha actuado la administración autonómica, y ha dudado que se hayan tomado por razones sanitarias.

En este sentido, y preguntado por si cree que tiene que ver con sus continuas disputas con el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, de Cs, Puente ha dicho que son "conjeturas", pero que a Igea "en ningún momento le ha agradado" el programa cultural presentado por el Ayuntamiento en sustitución de las fiestas municipales previsto para la semana que viene.

Entre las principales quejas del alcalde se encuentra la limitación de aforo, ya que considera "absolutamente incomprensible" que el polideportivo Pisuerga, con capacidad para 7.000 personas, solo pueda albergar eventos de 25 asistentes, mientras retorna el curso escolar "con 25 niños en aulas de menos de 30 metros cuadrados".

Por su parte, el vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, se ha mostrado sorprendido por que el alcalde de Valladolid haya seguido los datos del coronavirus en esa capital y no respalde las medidas adoptadas por la Junta para atajarlos, y que avala hasta el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

"Sería una irresponsabilidad esperar a un escenario dantesco para que la gente lo entienda", ha sostenido Igea en declaraciones a Antena 3.

El vicepresidente regional ha recordado que a principios de verano ya se llegó a un acuerdo con la Federación Regional de Municipios y Provincias para suspender las fiestas patronales, que en Valladolid son en septiembre, y hace quince días hubo otra reunión con todos los alcaldes de municipios de más de 20.000 habitantes ante el incremento de casos.

Ha explicado que en esa reunión, en la que no estuvo Puente pero sí el primer teniente de alcalde, Manuel Saravia, se informó de la "gravedad del asunto, de las posibilidades, incluso de decretar confinamientos", y ha puntualizado que este martes, cuando se aprobó la orden con las medidas en Consejo de Gobierno extraordinario, se informó al alcalde de Valladolid sobre las mismas.

Igea ve "incomprensible" la actitud de Puente

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, considera "incomprensible" la actitud del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, tras anunciar éste que recurrirá ante la Justicia las nuevas medidas restrictivas aprobadas por el Gobierno regional para esta ciudad y la de Salamanca a fin de contener la expansión del coronavirus.

En una entrevista en la Cadena Ser, Igea ha advertido de que la Junta no puede adoptar medidas en municipios como Aranda de Duero, Íscar, Pedrajas de San Esteban o Salamanca "y no hacerlo en Valladolid por miedo al alcalde".

Francisco Igea ha subrayado que se trata de escenarios "difíciles de entender" para la ciudadanía, pero que la Junta ha aprendido "duramente" en este meses a tomar decisiones "a tiempo" porque esperar a escenarios "comprensibles" implica "mucho más daño".

"El virus se comporta así, tarda una semana en producir la curva de ingresos, esto obliga a tomar decisiones antes de que se produzca", ha insistido el vicepresidente, quien ha preferido "quedar como un señor temeroso que evita el daño" a uno "que toma decisiones tarde y hace mucho daño".

Además, Igea ha negado que estas nuevas medidas se hayan adoptado por la cercanía de las fechas en que deberían celebrarse las fiestas de Valladolid y Salamanca, sino por la "incidencia acumulada" de casos en ambas ciudades, con 14 enfermos en las UVI de ambas capitales y que en las próximas semanas "se puede duplicar a pesar de estas medidas".

Como ejemplo, se ha referido a las críticas por el confinamiento de Aranda de Duero (Burgos) cuando no había ningún ingreso, pero "a la semana hubo 18" y ha insistido en que hay que tomar las decisiones "cuando la gente no lo entiende", pues "no se pueden tomar en función del coste político".

El vicepresidente de la Junta se ha mostrado comprensivo con el "malestar" de los sectores afectados por estas restricciones, pero no así por el regidor vallisoletano, sobre lo cual ha diferenciado a Óscar Puente del resto del Ayuntamiento y ha reconocido que su reacción "no pilla de sopetón".

No obstante, ha recordado que Puente es "el hombre fuerte" del secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Castilla y León, por lo que ha advertido a este partido que "no se puede pedir a las comunidades que tomen decisiones impopulares que otros no se atreven y luego llevarlas a los tribunales". "No se puede jugar a todo", ha recalcado.

Sobre la restricción de aforos en teatros y otros espacios sin atender a su tamaño, Francisco Igea ha recalcado que el problema "no es la organización del evento", sino el "contacto" que los asistentes pueden mantener a la salida del espectáculo, lo que ha motivado esta decisión, ya que "evitar el contacto social" es "clave" para combatir la pandemia.

Por último, Francisco Igea ha reconocido que es "cansadísimo" no poder volver a la vida previa, pero ha advertido de que esa vida "se puede acabar por un error".