Sánchez se reúne hoy con Casado y Arrimadas para hablar de los PGE bajo la atenta vigilancia de Pablo Iglesias 

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez inicia este miércoles, bajo la atenta vigilancia de Pablo Iglesias, su ronda de consultas ‘exploratorias’ con los primeros representantes de la Oposición para conocer la ‘disponibilidad’ de cada partido a apoyar unos Presupuestos de 2021 ‘progresistas y feministas’, como los definió ayer la ministra de Hacienda M.J. Montero. 

La que por exigencia de Pablo Iglesias -que es quien manda en el Gobierno- se vio obligada ayer a mantener una primera reunión sobre los PGE con el Secretario de Estado Nacho Álvarez, colaborador de confianza de Iglesias para las cuestiones económicas.

Reunión que no estaba prevista y que pudo haberse celebrado en agosto pero que se tuvo ayer como consecuencia del órdago de Iglesias a Sánchez, en el que prohibió al presidente pactar los PGE con Cs, al tiempo que le exigía una negociación prioritaria con UP y luego con ERC.

Lejos de imponer su autoridad o de cesar a Iglesias por su deslealtad el Presidente Sánchez reculó, aceptó la reunión de urgencia entre Álvarez y Montero, prometió a Iglesias la presencia de UP cuando se hable de PGE con Cs y aceptó el título de ‘Presupuestos progresistas y feministas’.

Sánchez está en las manos de Iglesias que lo ha humillado en público y así seguirá hasta ver si logra los Presupuestos y la estabilidad del Gobierno de lo que alardea demasiado pronto. Y más adelante, piensa, ajustará cuentas con el líder de UP.

Casado dirá no y Arrimadas que está disponible

Dado el carácter exploratorio de las consultas nada concreto se espera de ellas salvo el ‘no’ de Casado a pactar con un Gobierno donde está Iglesias. Y la disponibilidad de Arrimadas a escuchar y debatir las propuestas del Gobierno, que cocinadas por Podemos, serán difíciles de digerir por Cs.

Y algo parecido ocurrirá el jueves con un Rufián en nombre de ERC que va a exigir a Sánchez indultos y una consulta de autodeterminación y que duda que ERC pueda aprobar los PGE antes de las elecciones catalanas. Y más disponible estará Esteban del PNV, siempre que no haya excesiva subida de los impuestos.

Los PGE de 2021 son imprescindibles para abordar la crisis económica y los fondos de ayuda financiera que desde Bruselas ofreció a España el Consejo Europeo. Pero si Sánchez no los logra tendrá que mantener los de 2018 del ex ministro Montoro que no son ni ‘progresistas ni feministas’ pero que no sirven para abordar la vigente crisis económica del país.

Por lo que si no hay PGE para 2021 Sánchez tendrá que meditar el adelanto de las elecciones generales, lo que a Iglesias le vendría bastante mal.

RELACIONADO