Sánchez: "Preocupa el estado de la salud pública y la evolución de la pandemia en Madrid"

El presidente del Gobierno atribuye el aumento de los contagios a la falta de control de algunas comunidades que "deben mejorar"

Un día después de reunir a empresarios, sindicatos y ONG en un acto bajo el lema España puede y un día antes de su reunión con Pablo Casado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha ofrecido una entrevista en la Cadena SER, donde ha repasado los principales datos económicos de España, el avance de la pandemia, la 'vuelta al cole'  y sus negociaciones para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Además, el presidente del Gobierno ha salido en defensa del director del CCAES, Fernando Simón, en la última polémica en torno a la crisis del coronavirus y la gestión de la misma por parte de la Comunidad de Madrid. "Si el doctor Simón trasladó ese mensaje ayer desde el Ministerio de Sanidad, lo que estamos trasladando es que nos preocupa el estado de la salud pública y de la epidemia en Madrid".

En este sentido, el presidente del Gobierno ha destacado que el aumento de los casos de coronavirus este verano está relacionados con un "relajamiento por parte de la ciudadanía de los niveles de protección y emergencia sanitaria" y también ha afirmado que "preocupa el estado de la salud pública y de la evolución de la epidemia en Madrid".

En segundo lugar, también ha afirmado que aunque la coordinación ha mejorado, "los niveles de rastreo y las capacidades estratégicas de algunas comunidades autónomas tienen que mejorar". Sánchez ha dicho que no quería "juzgar" ni entrar en el debate de quién es responsable, pero que la evolución de la epidemia no es igual en todos los territorios.

Después de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acusase el lunes al Gobierno de "enseñamiento" con la región por incidir en su volumen de casos, Sánchez ha replicado que lo único que hizo el director del CCAES, Fernando Simón, fue trasladar que "preocupa el estado de salud publica y de la evolución de la epidemia en Madrid".

A su modo de ver, el Gobierno está haciendo lo que debe hacer con Madrid y con todas las comunidades autónomas. Así, ha emplazado de nuevo a todos los responsables políticos a "ejercer la unidad" y "desterrar de la gestión contra el virus la lucha partidista" para ir contra "el enemigo común" que es la pandemia.

En todo caso, ha negado que el Gobierno haya hecho una dejación de funciones y ha insistido en que está actuando y ofreciendo a las comunidades recursos humanos (rastreadores militares), tecnológicos (la aplicación radar Covid) y la posibilidad de un estado de alarma territorializado. "Estoy ofreciendo lo que a mí no me ofrecieron, los votos para apoyarlo en el Congreso", ha señalado.

Eso sí, ha vuelto a dejar claro que si los gobiernos autonómicos no piden la declaración del estado de alarma en su territorio él no se plantea que el Gobierno central lo haga de oficio. "Nosotros estamos actuando ya", ha dicho, ejerciendo "liderazgo y coordinación" con las comunidades autónomas para adoptar medidas sanitarias y poniendo a su disposición recursos económicos, 16.000 millones de euros extraordinarios.

Descarta un estado de alarma en todo el país

Tampoco se plantea la vuelta a un estado de alarma generalizado en toda España porque la evolución de la pandemia no es homogénea en todo el territorio así que no tendría justificación un estado de alarma homogéneo "con medidas igual de duras en todo el territorio".

Además, ha señalado que aunque los datos son parecidos a los del mes de marzo y la evolución de la epidemia es "preocupante", también "hay matices muy importantes". En concreto, ha destacado la mejora en la capacidad de detección, con casi medio millón de tests en una semana.

Y ha recordado que, coordinadamente con las comunidades autónomas, se logró atajar, este verano, los brotes que surgieron entre los temporeros y se trabajó para atajarlos en el ocio nocturno, las residencias de mayores y las reuniones familiares.

"Moderadamente optimista"

Sánchez se ha mostrado este martes "moderadamente optimista" sobre la recuperación de la economía española a tenor de los datos adelantados que se están conociendo, pero ha insistido en que, para afianzarla, se necesitan unos nuevos Presupuestos Generales del Estado (PGE). El jefe del Ejecutivo ha destacado que el PIB está registrando en el tercer trimestre un crecimiento trimestral superior al 10%, tal y como adelantó este lunes la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño.

Sánchez ha afirmado que la afiliación a la Seguridad Social del mes de agosto, cuyos datos se publicarán este miércoles, se ha comportado de manera "muy positiva", al tiempo que ha calificado de "francamente positiva" la reactivación de trabajadores acogidos a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) de fuerza mayor. Así, ha recordado que bajo el paraguas de estos ERTE llegaron a estar en los peores momentos de la pandemia cerca de 3,4 millones de trabajadores, mientras que actualmente quedan en ellos menos de 700.000 trabajadores.

"Estamos en una situación delicada, con muchísimas incertidumbres derivadas de la evolución de la pandemia, pero creo que la resiliencia y la flexibilidad que están mostrando las empresas y los trabajadores y la economía en su conjunto invitan a un moderado optimismo en cuanto a la recuperación en nuestro país", ha asegurado.

No obstante, ha advertido de que se debe hacer un esfuerzo colectivo para consolidar la recuperación, para lo que considera "imprescindible y urgente" contar con unos nuevos Presupuestos Generales del Estado. Sánchez ha señalado además que los Presupuestos son necesarios para "vehicular" las ayudas europeas que recibirá España y no ver comprometida la absorción de dichos recursos.

Colegios seguros

El presidente del Gobierno también ha abordado la temida vuelta al cole y ha admitido que el "riesgo cero no existe" en relación al regreso de los alumnos a las aulas, pero se ha mostrado convencido de que la reapertura de los centros educativos "será segura y con todas las garantías". "Los padres, madres y la comunidad educativa puede estar seguros de que sus hijos y los trabajadores van a estar mucho más seguros en el centro educativo que en otras partes", ha indicado Pedro Sánchez en una entrevista en la Cadena Ser recogida por Europa Press.

El jefe del Ejecutivo ha reiterado que el "riesgo de la epidemia no es cero", pero ha apelado a las familias, comunidad educativa, comunidades autónomas y al Gobierno de España a trabajar para "evitar el riesgo de la exclusión social por no volver al colegio".

En este sentido, ha calificado de "muy positivo" el trabajo con la comunidad educativa y las comunidades autónomas y ha recordado que el Ministerio de Educación ya acordó con los gobiernos autonómicos el 22 de junio una guía de recomendaciones "que fue reforzada la semana pasada" y en el caso de las universidades " se comenzó a trabajar el 10 de junio".

En cuanto a las ayudas para los padres que no puedan acudir al trabajo por tener que cuidar a sus hijos en situación de cuarentena, Sánchez ha recordado que existen bajas por incapacidad temporal regladas en la Seguridad Social a las que "se pueden acoger si tienen una eventualidad". Asimismo, ha mencionado el programa 'Me Cuida' vigente hasta el 22 de septiembre que permite "flexibililizar hasta el 100 por cien de la jornada laboral" .

Al ser preguntado por la opinión de los empresarios sobre las posibles bajas de trabajadores, Sánchez ha asegurado que "se está en negociación en el marco del diálogo social", pero ha insistido en que "ya la Seguridad Social reconoce este derecho por incapacidad temporal de esta eventualidad".

Casado critica la "cobardía" de Sánchez

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha criticado este martes la "cobardía" de Sánchez por "echar la culpa" a los españoles del aumento de contagios de coronavirus de las últimas semanas. En una entrevista en Antena 3, el líder de los 'populares' ha cargado contra el jefe del Ejecutivo después de que éste haya aludido a la "relajación" por parte de la población para explicar el incremento de casos. Solo este fin de semana, el Ministerio de Sanidad registró 23.572 casos de Covid-19.

"Sánchez el pasado 5 de julio dijo: 'Hemos derrotado al virus, salgan a disfrutar de la nueva normalidad'. Hace unos meses hace un acto propagandístico para decir eso y ahora dice que la culpa es de los padres, de los que van a un bar. Esta es la mayor cobardía que hemos visto en un Gobierno. Se parapeta en las comunidades autónomas y le echa la culpa a los españoles", ha lamentado Casado.

En este sentido, el presidente del PP también ha afeado a Sánchez que haya criticado las "capacidades estratégicas" de algunas autonomías, en alusión a la Comunidad de Madrid, a la hora de contener la expansión del coronavirus. "Según Sánchez, el virus no entiende de colores, fronteras ni ideas. Pero sí de límites entre autonomías y provincias", ha aseverado Casado. Así, el dirigente 'popular' ha recordado que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, llevan semanas exigiendo un "protocolo" para el aeropuerto de Barajas, y que el resto de mandatarios autonómicos del PP han exigido "test masivos y rastreos mediante una aplicación".

"En marzo, Sánchez oculta alertas internacionales y alienta manifestaciones, en vez de hacer como Alemania y tomar medidas a tiempo. Sánchez hace lo contrario y luego utiliza la propaganda para presionarme", ha denunciado, para después exigir al presidente que no actúe con la misma "actitud" con la que afrontó la "primera ola". En este contexto, Casado también ha criticado al director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, por "señalar" a la Comunidad de Madrid como el principal foco. "Un poco de humildad", ha exigido, reclamando al Ejecutivo que cuente con la oposición y que colabore con las comunidades autónomas.

RELACIONADO