Primoz Roglic gana al esprint el primer final en alto del Tour

El ciclista esloveno Primoz Roglic (Team Jumbo-Visma) ha ganado este martes la cuarta etapa del Tour de Francia, disputada entre Sisteron y Orcières-Merlette sobre 160,5 kilómetros, en un primer final en alto en el que no hubo ataques entre los mejores, que se lo jugaron todo a un esprint final sin cambio de líder, que sigue siendo Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step).

Se esperaban ataques en los 7,1 kilómetros de ascensión final, pero no los hubo. El Deceuninck-Quick Step trabajó para retener el liderato de Alaphilippe, que aguantó en cabeza y pugnó por el triunfo en los metros finales con Roglic, el más fuerte del corral, o el compatriota de éste Tadej Pogacar (UAE-Team Emirates).

El ciclista esloveno  se mostró satisfecho por su victoria y agradeció que sus compañeros le dejasen "en una posición perfecta" para adjudicársela.

"Mis compañeros hicieron un gran trabajo y me dejaron en una posición perfecta para buscar la victoria. Pude ejecutar un gran sprint y llevármela, así que me siento feliz", celebró Roglic en declaraciones recogidas por la web del Tour.

El ganador de la última Vuelta a España reconoció que había sido "una etapa dura y bastante rápida", pero admitió que está "ya recuperado" de la caída que le hizo abandonar en el Criterium du Dauphiné cuando iba líder. "Cada día me siento un poco mejor y es genial estar montado sobre la bici de nuevo. Ya en la segunda etapa pude comprobar que estaba bien", confesó.

Además, aseguró no importarle que el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step) siga de líder. "Son las noticias que tengo que aceptar, pero no me importa demasiado. Ha sido un buen día, hemos llegado a meta sanos y salvos y nos hemos llevado una buena victoria", sentenció.