España vuelve a ser el país europeo que más empleo destruye en una crisis

La economía española perdió un 7,5% del empleo entre abril y junio, según los datos de Eurostat publicados por El País

España ha vuelto a ser el país europeo que más empleo ha destruido en una crisis: la supresión de puestos de trabajo casi triplica al resto de países del Viejo Continente durante la primera mitad de año. La elevada temporalidad, el peso del turismo y las medidas de confinamiento explican el peor comportamiento del mercado laboral español, según los datos de Eurostat que hoy recoge El País.

La economía española perdió un 7,5% del empleo entre abril y junio, según los datos homogeneizados de Eurostat, a lo que hay que añadir otro 1% del primer trimestre. Es decir, se destruyó en torno a un 8% en la primera mitad del año, como publica El País. Si se toman las cifras del INE, entre enero y junio desaparecieron en España 1,35 millones de ocupados.

Por el contrario, en Alemania solo se suprimió un 1,4% en el segundo trimestre y nada en el primero, según Eurostat. Francia, un 2,6% en el segundo y un 0,2% en el primero. Y el Reino Unido solo se dejó un 0,7% de los puestos de trabajo a pesar de sufrir una caída del PIB similar a la española.

Según recoge El País, la explicación de este menor impacto es que uno de cada tres trabajadores británicos está en el equivalente al ERTE, con datos de agosto (unos 10 millones de 30 millones de ocupados). Al no limitar los sectores y no haber requisitos previos, el uso del ERTE ha sido masivo. Además, incluyen también a los autónomos y conceden hasta el 80% del salario, con un máximo de 2.000 libras (unos 2.240 euros).

La agencia estadística europea no plasma aún los números de Italia porque su agencia nacional no ha publicado las cifras del segundo trimestre. Pero Eurostat sí hace una estimación de la tasa de paro. Y esta ha permanecido muy estable, de lo que se deduce que ha eliminado un porcentaje muy bajo de la ocupación, según explica Raymond Torres, director de coyuntura de Funcas a El País.