El australiano Caleb Ewan se impone en el esprint de la tercera etapa del Tour de Francia

El ciclista australiano Caleb Ewan (Lotto Soudal) se ha apuntado este lunes la victoria al esprint en la tercera etapa del Tour de Francia, un recorrido de 198 kilómetros entre Niza y Sisteron que no ha dejado cambios en la clasificación general, liderada por el francés Julian Alaphilippe (Deceuninck-Quick Step).

Tras un estresante inicio del Tour en las dos primeras etapas celebradas en torno a Niza, la carrera vivió su primera jornada tranquila, coronada con una llegada masiva en la que Ewan se impuso en meta al irlandés Sam Bennett (Deceuninck-Quick Step) y al italiano Giacomo Nizzolo (NTT Pro Cycling). Ganador de tres etapas en el Tour 2019, el velocista ya tiene la cuarta en su palmarés.

Y eso que el menudo ciclista australiano (1,65 metros) no llegó en buena posición al esprint, pero se movió con maestría en la llegada lanzada por Peter Sagan (Bora-Hansgrohe), al que se le hizo demasiado largo el final, pero le quedó el consuelo de enfudarse su querido maillot verde. Bennett superó al eslovaco y se vio ganador por un instante, pero Ewan, después de adelantar a varios rivales, surgió por su izquierda y le rebasó sobre la misma línea de meta.

Antes, el protagonista del día fue Jerome Cousin (Total Direct Energie), que se pasó 182 kilómetros escapado. El galo formó parte de la fuga inicial junto con Oliver Naesen, Benoit Cosnefroy (Ag2r La Mondiale) y Anthony Perez (Cofidis), el gran damnificado de la jornada, ya que pasó de vestir el maillot de la montaña a romperse la clavícula en el descenso del Col des Lèques.