La Liga Árabe advierte que la paz con Israel solo llegará cuando Palestina "sea libre"

El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Abul Gheit, dijo este sábado que establecer relaciones de paz con Israel es una "opción estratégica para los países árabes", pero que solo es posible si Palestina "obtiene su libertad", si se pone fin a la "ocupación israelí" y si se establece un estado palestino independiente con plena soberanía sobre sus territorios.

"Una paz real y duradera sigue siendo una opción estratégica para los países árabes (...), pero la etapa de relaciones de paz árabe-israelí solo llegará cuando el pueblo palestino obtenga su libertad e independencia y restaure sus derechos legítimos", indicó Abul Gheit en un comunicado difundido por el organismo panárabe.

Asimismo, apuntó que el pueblo palestino debe tener "plena soberanía sobre los territorios ocupados en 1967" y que Jerusalén Oriental sea su capital.

El secretario general recordó que "hay un rechazo árabe completo y unánime a los planes de anexión israelíes" y de cualquier medida "unilateral" que tenga como objetivo "cambiar el estatus de las tierras ocupadas por Israel".

Este comunicado de la Liga Árabe llega después de que el pasado día 13 el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciara que Israel y Emiratos Árabes Unidos (EAU) habían acordado establecer lazos diplomáticos, como parte de un acuerdo amplio por el que las autoridades israelíes paralizarán la anexión de territorio palestino ocupado. Sin embargo, la Liga Árabe no hizo referencia directa al establecimiento de relaciones entre ambos países.

EAU es el tercer país árabe en establecer relaciones diplomáticas plenas con Israel, después de Egipto (1979) y Jordania (1994), mientras que los israelíes también han acercado posturas en los últimos tiempos con otros Estados del golfo Pérsico como Arabia Saudí y Baréin.

De momento, en el golfo Pérsico, sólo Baréin y Omán dieron la bienvenida al establecimiento de relaciones entre EAU e Israel, pero Arabia Saudí y otros guardan silencio.

El acuerdo ha sido rechazado por los palestinos, así como por Irán y Turquía.