La RFEF alaba la "buena gestión" de los clubes de Segunda B

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha informado este viernes de que, por segunda vez en la historia, la totalidad de los equipos de Segunda División B ha finalizado la temporada sin deudas con sus jugadores, y ha alabado la "buena gestión" de los responsables de los clubs, asegurando que van "por el camino adecuado" incluso en un año atípico y difícil por la pandemia de coronavirus.

El organismo federativo recordó que esta temporada ha aportado "unos 30 millones de euros" en fondos para los clubes más modestos del fútbol español, a través de los programas 'Impulso 23' y 'Cantera con Valores' o con medidas específicas para combatir las consecuencias de la pandemia de coronavirus, destinados especialmente a los equipos de Segunda B y Tercera. "En conjunto, ha sido un incremento del 50% en esos fondos, que ha dado lugar al mayor reparto económico en la historia del fútbol aficionado", recalcó.

"Gracias a estas ayudas, además por supuesto de la buena gestión de los responsables de los clubes, la totalidad de los equipos de Segunda División B han finalizado la temporada sin deudas con sus jugadores, como ha quedado constatado en la mañana de este viernes en la Comisión Mixta AFE - Segunda División B", apuntó.

De esta manera, es la segunda vez en la historia que los clubs de Segunda B saldan el 100% de las deudas desde que se constituyó la Comisión. "La RFEF considera que los pasos que se están dando van por el camino adecuado, aun si tenemos en cuenta que ha sido una temporada en la que se han sumado las tremendas dificultades añadidas por la pandemia por COVID-19, que obligaron a finalizar la competición de forma anticipada", manifestó.

El organismo presidido por Luis Rubiales promovió este curso el programa 'Impulso 23', una convocatoria de ayudas para los clubs de Segunda B y Tercer y que distribuyó "21 millones de euros". A esto se unió el programa 'Cantera con Valores', con fondos procedentes de la UEFA a través de planes de fomento de la cantera, de solidaridad y contra el racismo; eso supuso una inyección económica "de más de 3,2 millones de euros" para las entidades de ambas categorías.

Además, se repartieron fondos de la Cláusula IX del Convenio de Coordinación y Derechos audiovisuales de la Copa del Rey, y también llegaron ayudas a través del 'Pacto de Viana', se estableció un fondo con una aportación de la RFEF "de 3.350.000 euros" para esta temporada, para jugadores en situación de dificultad por la pérdida de tiempo de contratación.

Por otra parte, el marzo, con motivo de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus, se aprobó un paquete de medidas sociales y económicas para ayudar al fútbol español. Para ello, la RFEF puso créditos a coste cero por valor de 4 millones de euros a disposición de los clubes de categorías no profesionales, con el fin de que pudieran pagar los sueldos de jugadores y técnicos durante la suspensión.

Este avance de tesorería, para clubes de Segunda División B; Tercera División; Primera, Segunda y Segunda B de fútbol sala y Primera y Segunda División Femenina de fútbol sala se podrá devolver "en dos temporadas sin intereses".

Leer más noticias sobre