Iglesias habla de "juicio mediático" y subraya que seguirá defendiendo la "justicia republicana"

Después de varios días de silencio, el líder de Podemos asegura que se están utilizando términos como "caja B" o "sobresueldos" para "asemejar" el caso de su partido al de la corrupción del PP

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha reaccionado este viernes a las denuncias contra su partido, imputado en un proceso sobre presunta malversación, que ha atribuido a "acusaciones sin fundamento" y ha dicho que no va a "pasar meses" defendiéndose de ellas en los medios.

En un hilo de mensajes en Twitter, después de varios días de silencio desde que se conoció el martes la imputación de Podemos, tras la denuncia por financiación ilegal de su exabogado José Manuel Calvente, ha recriminado el "juicio mediático" que cree que se hace a su partido.

"Defender la justicia social y un horizonte republicano como parte del Gobierno tiene y tendrá costes. Los cambios y el progreso no se producen sin la resistencia de los viejos poderes", asegura Iglesias.

Y lamenta que algunos estén más interesados en que Podemos pase meses defendiéndonos en los medios de "acusaciones sin fundamento", en lugar de hablar de "del debate social sobre la monarquía o sobre cómo emplear los fondos europeos para la reconstrucción". Pero "no les vamos a dar ese gusto", ha advertido.

Además, en este hilo de tuits que se inicia con "Sobre las informaciones acerca de una investigación a Podemos", dice que su partido "como siempre" está a disposición de las autoridades judiciales para aportar "toda la documentación e información que consideren".

"La financiación de Podemos ha sido investigada repetidamente y jamás se ha hallado un indicio de delito", afirma en sus mensajes en Twitter en los que se refiere a la "lista interminable" de acusaciones de delitos graves contra su partido, cuyo final es "conocido".

Entre ellas cita las referidas al informe PISA o "montaje a Vicky Rosell, documentos falsos sobre cuentas en paraísos fiscales".

Iglesias considera que ahora se usan términos como "caja B" o "sobresueldos" para "asemejar" el caso al de la corrupción del PP e instalar que "todos son iguales" pero, por el contrario, él destaca que Podemos es "la primera fuerza de gobierno en España que no pide préstamos a los bancos ni debe nada a las oligarquías económicas".

"Estamos orgullosos como fuerza política de tener una Caja de Solidaridad con las donaciones que hacemos todos los cargos públicos de Podemos de parte nuestro sueldo y que se usa para apoyar a colectivos sociales", asevera.

También avisa de que el "daño" que hacen horas de tertulias, portadas "escandalosas" y telediarios no lo repara después el archivo "sistemático" de los procedimientos porque el "juicio mediático" pesa más a la hora de instalar los relatos que el final de los procedimientos judiciales.

En cualquier caso, asegura, desde su partido van a "seguir trabajando para defender el interés general junto a la sociedad civil, desde el Parlamento y desde el Gobierno", así como "defender la justicia social y un horizonte republicano" pese a los costes que cree que tendrá.

Porque la democracia, el Estado de Derecho y el interés general que proclama la Constitución "son las conquistas históricas de los pueblos frente a los viejos poderes y serán nuestra referencia para seguir avanzando", concluye su hilo de tuits.