Canarias se suma a Galicia y prohíbe también fumar en espacios abiertos sin distancia física de seguridad

El veto gallego al tabaco ha abierto un amplio debate en toda España y hasta ocho comunidades estudian aplicar una medida similar

Galicia se ha convertido en la primera comunidad en implantar la prohibición de fumar cuando, por tener personas próximas, no se pueda garantizar la preceptiva distancia de seguridad de dos metros, una medida justificada por el objetivo de evitar contagios de la pandemia de coronavirus. Pocas horas después de la entrada en vigor de la medida en la comunidad gallega, Canarias también ha acordado la prohibición de fumar en los espacios abiertos si no se cumple las distancia física de seguridad, además de imponer el uso obligatorio de la mascarilla en todos los espacios.

La medida gallega ha abierto un amplio debate sobre el refuerzo del coto a la epidemia del tabaquismo en un momento de rebrotes de la pandemia que podría extenderse a otros lugares de España y contribuir a hábitos de vida más saludable.

La norma, que ha entrado en efecto desde la medianoche de este jueves en la comunidad gallega, podría tener un efecto dominó en el resto de España. Por el momento, Canarias se ha sumado este jueves y hasta ocho comunidades autónomas sopesan aplicar una medida similar a la de Galicia. Andalucía, Asturias, Navarra, Cantabria, Madrid, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, ya han manifestado que podría implementar medidas para prohibir el tabaco en la vía pública y espacios abiertos, como las terrazas.

Muchas son las medidas que han discurrido los gobiernos autonómicos desde el fin del estado de alarma para evitar la propagación del virus ante la aparición de brotes que llevaron a las autoridades a limitar la movilidad a principios de julio en la comarca lucense de A Mariña y a clausurar recientemente los locales de ocio nocturno en A Coruña. Sin embargo, la prohibición de consumir tabaco y cigarros electrónicos en la vía pública es la más novedosa y ha abierto el debate, pues algunos lo ven como un nuevo mazazo a la hostelería o un despojo de libertades, mientras las asociaciones de no fumadores piden su extensión al resto del territorio estatal.

La norma impuesta por Galicia se ampara en que el acto de fumar y vapear conlleva riesgos como la manipulación de la máscara de protección y el contacto repetitivo de los dedos con la boca tras tocar productos que podrían actuar como transmisor inanimado del virus causante de la enfermedad de la covid-19. A estos peligros se suma la expulsión de gotitas respiratorias que pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas, así como el factor de relajación de la distancia social de seguridad.

Canarias se suma al veto al tabaco

El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha anunciado las medida de prohibir fumar en espacios abiertos e imponer la mascarilla obligatoria en un Consejo de Gobierno extraordinario tras el incremento registrado en las últimas horas de los casos positivos en la covid-19.

Aunque Torres ha insistido en que los datos de Canarias son favorables con respecto a la media nacional, ha insistido en la necesidad de adoptar medidas para parar el incremento de casos que se están produciendo en las últimas horas y que en muchos casos están relacionados con el ocio nocturno.

Al respecto ha citado el caso de 60 positivos declarados en Las Palmas de Gran Canaria y vinculados a tres discotecas. Por ello, el Gobierno de Canarias ha decidido dar marcha atrás en el decreto que regulaba la apertura del ocio nocturno, que vuelve a estar regido por un decreto del 20 de junio, el cual limita los espacios y prohíbe la pista de baile, entre otros aspectos.

Madrid sondeó prohibir fumar en terrazas

La Comunidad de Madrid está totalmente de acuerdo con medidas que impliquen no fumar en espacios públicos y, de hecho, ya barajó la posibilidad de prohibir el consumo de tabaco en terrazas, pero los servicios técnicos manifestaron que esa decisión se debía adoptar desde el Gobierno central.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, en declaraciones a los medios de comunicación tras visitar las obras del futuro hospital de emergencias y pandemias Isabel Zendal, ha destacado al respecto que la orden de la Comunidad de Madrid de medidas frente al coronavirus para la nueva normalidad ya establece la recomendación de no fumar en terrazas y espacios abiertos con congregación de personas.

El Ejecutivo madrileño introdujo dicha recomendación al entender que todo lo que fuera mantener la distancia de seguridad y el uso de mascarillas durante "más tiempo" para contener el virus era una "buena decisión".

En ese sentido, el consejero de Sanidad ha revelado que se formuló una consulta a los servicios técnicos que referenciaron finalmente en sus conclusiones que la prohibición era una decisión circunscrita, por la ley antitabaco, al Gobierno estatal.

No obstante, Madrid tiene como criterio que cualquier decisión que sirva para evitar riesgo de contagio en concentración de personas incluso cuando se cumpla la distancia de seguridad están "totalmente de acuerdo". "Si uno quiere fumar, que lo haga en otro entorno", ha llegado a comentar.

Expertos piden extenderlo a toda España

Facua-Consumidores en Acción ha reclamado al resto de comunidades autónomas que "sigan el ejemplo" de Galicia y prohíban fumar al caminar por la calle o en terrazas si no se garantiza la distancia de seguridad, como medida de prevención ante la propagación del Covid-19.

En un comunicado, la asociación ha instado al resto de gobiernos regionales a plantear "con la mayor brevedad posible medidas similares que eviten que el tabaco se convierta en un factor de contagio por Covid-19 en los espacios públicos". "La necesidad de quitarse o bajarse la mascarilla para fumar elimina la protección que ofrece este elemento", ha señalado.

Facua recuerda que, junto a una treintena de organizaciones, se dirigieron al Gobierno central "para reclamarle la prohibición del tabaco en las terrazas y que declarase los establecimientos hosteleros espacios sin humo y sin vapores".

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica ya "recomendó a la población no fumar en terrazas ni espacios públicos durante el periodo de desescalada", puesto que "son lugares donde puede aumentar el riesgo de contagio tanto para fumadores como para su entorno".

La Organización Médica Colegial también recomendó "encarecidamente no fumar ni vapear en terrazas al aire libre, ya que al haber sustituido a los interiores de los establecimientos hosteleros, podía aumentar el riesgo de contagio de Covid-19".

La asociación Nofumadores.org ha recogido por el momento en internet el apoyo de más de 81.000 personas que piden acabar con el humo en las terrazas de hostelería y demandan que la ley de la Xunta de Galicia que prohíbe fumar en las calles se extienda a toda España.

Según la ONG, aunque los decretos de las comunidades autónomas obligan a llevar mascarillas en todo momento, en la práctica muchos ciudadanos continúan fumando en terrazas de bares y restaurantes y en la misma calle, dificultando el esfuerzo colectivo de lucha contra la pandemia.

La presidenta de Nofumadores.org, Raquel Fernández Megina, ha valorado la prohibición de fumar en las calles que está en vigor desde medianoche en Galicia y estima que "es una medida que debería adoptarse ya en toda España, al menos durante la pandemia, y que nos ofrecería la protección legal para defendernos del humo".

Recuerda que los expertos reclaman que la distancia social frente a un fumador debe ser de hasta 10 metros, lo cual es algo imposible de cumplir en las terrazas de hostelería, y que un fumador tiene más del doble de posibilidades de un agravamiento del SARS-CoV2.

Para la organización, "acabar con el tabaco en los espacios exteriores de la hostelería sería, por tanto, la medida más barata y efectiva para conseguir la desnormalización del acto de fumar y facilitar el desenganche de la adicción de un buen número de fumadores".

"Con 55.000 muertes al año por tabaquismo y más de 40.000 por la covid-19, es impensable que se siga permitiendo fumar en las terrazas y las calles mientras todos los demás nos cubrimos con mascarilla", lamenta Fernández Megina.

Nofumadores.org ha recabado el apoyo de más de 30 organizaciones sanitarias, de consumidores y de derechos civiles para un manifiesto contra el humo del tabaco y el vapeo que emplaza al Gobierno a actuar, explica en un comunicado.

"Actuar sobre el tabaquismo es actuar sobre un factor de riesgo de infección y de contagio de la covid-19, y, por tanto, es contribuir al control de la evolución de la enfermedad en España, algo fundamental hoy, y que nos permitirá sembrar la base para afrontar con fortaleza el impacto de la misma en los próximos meses", concluye esta organización.