Ricky Martin plantea su futuro familiar en la portada de la revista LGTB 'Out Magazine'

El cantante puertorriqueño Ricky Martin engalana este martes la portada más reciente de la revista de la comunidad Lgtb 'Out Magazine', y en cuyo contenido incluye una entrevista a este, en la que relata su plan futuro familiar y su experiencia musical durante la pandemia de la COVID-19.

Ricky Martin, la revolución es el título de la entrevista publicada este martes en las plataformas sociales, y que se acompaña de una diversidad de fotografías en las que el artista aparece solo, con distintos cambios de ropa de conocidos modistas y acompañado de su esposo, el artista plástico Jwan Yosef.

Sobre su familia, integrada por los gemelos Valentino y Matteo, nacidos en 2008 y de Lucía y Renn, de dos y un año, respectivamente, Martin afirma que no descarta ampliarla en un futuro cercano.

"Hay momentos en los que quiero diez más, y luego están esas mañanas en las que todo el mundo llora y yo digo: 'Está bien, tal vez estemos bien los seis'", revela el artista en la entrevista llevada a cabo en su residencia en Los Ángeles (EEUU).

"Me encantaría tener muchos nietos en el futuro y tener todos los domingos llenos de familia, pero ya sabes, tenemos que ver qué pasa", añade el cantante de 48 años a la publicación, cuyos contenidos destacan noticias, historias de moda, estilos de vida y entretenimiento de personalidades de la comunidad LGBT.

"Me convertí en padre a los 35, pero no es lo mismo cuando tienes 48", aclara el astro del pop latino. "¡Necesitas tener energías! Y soy fuerte, créeme, estoy saludable, cargo bebés al mismo tiempo, llevo el coche y mochila, pero es demasiado, es una gran responsabilidad", admite.

En la entrevista, Martin también aborda la paralización de su gira de conciertos en febrero pasado en Puerto Rico, la ansiedad que le produjo inicialmente el distanciamiento social debido a la pandemia de COVID-19, sus nuevos discos Pausa y Play, su vida durante la cuarentena, los inicios de su carrera musical y su labor filantrópica, cuya misión es educar y prevenir la trata humana.

De otra parte, el cantante, en los escenarios desde su pre adolescencia, habla sobre la sacudida que representó el confinamiento en contención del COVID-19, que paralizó la gira mundial que había iniciado en febrero en Puerto Rico.

"Siempre pensé que iba a poder hacer esto todo el tiempo que quisiera, incluso si me veía ridículo en el escenario a los 70 años con un bastón, era mi opción", indica.

Sin embargo, las emociones encontradas las canalizó a través de la música. Convirtió en el disco que estaba en agenda, "Movimiento" -tal y como llamó su gira- en dos EP, Pausa y Play.