El traslado de ancianos de San Martín de la Vega origina un nuevo brote en la residencia de Valdemoro

Siete ancianos trasladados a una residencia de Valdemoro desde San Martín han dado también positivo tras los cinco registrados en Ciempozuelos

Siete de los ancianos trasladados el pasado jueves a la residencia Casablanca de Valdemoro y provenientes de la residencia San Marcos, en San Martín de la Vega, han dado también positivo por Covid-19 tras habérseles realizado nuevas pruebas PCR para detectar el virus, según han informado fuentes de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

Todos los residentes se encontraban aislados desde el momento de su traslado, ya que aunque la primera prueba realizada la semana pasada tuvo resultado negativo, eran considerados contactos estrechos por el brote de la residencia de San Martín de la Vega que afectó en un primer momento a más de medio centenar de personas, la mayoría usuarios del centro-

Finalmente siete de las personas trasladadas a la residencia valdemoreña han dado también positivo en la segunda prueba realizada para detectar la infección, según adelantó 'Telemadrid' y han confirmado fuentes de la Consejería.

De esta forma aumenta el número de ancianos contagiados por la Covid-19 después de que otras cinco personas dieran positivo en las pruebas de detección, todas ellas también procedentes de la residencia San Marcos y en la actualidad aisladas en la residencia y centro de día Las Vegas de Ciempozuelos.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha señalado este martes en una entrevista en Onda Madrid que la derivación de los ancianos es una decisión "estrictamente clínica" motivada por el número de positivos entre internos y trabajadores y que en función del plan de contingencia de la residencia se debe evaluar si puede o no aislar a los contagiados en sus instalaciones.

De esta forma, Escudero ha dicho que estas personas eran contactos de contagios originales que luego han "positivizados", si bien ello se ha producido cuando ya están en aislamiento y pasando la cuarentena para comprobar si desarrollaban la enfermedad.