Sanidad registra 8.618 casos positivos desde el viernes, 1.486 de ellos en las últimas 24 horas

El Ministerio de Sanidad ha registrado este lunes un total de 8.618 casos positivos durante el fin de semana, de los que 1.486 se han diagnosticado en las últimas 24 horas, con lo que ya son 322.980 los infectados desde el comienzo de la pandemia. Son los últimos datos sobre la evolución de la pandemia que ha ofrecido el departamento que dirige Salvador Illa, que muestran que las comunidades con más positivos diagnosticados desde ayer son Aragón (348), País Vasco (342), Madrid (224), Navarra (146) y Andalucía (133).

La cifra global de muertos asciende 28.576, 73 más que los notificados el viernes, y son 65 en los últimos siete días.

En este punto, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha indicado en rueda de prensa que el incremento de fallecidos corresponde al jueves, viernes y sábado, fundamentalmente en Aragón, donde ha recordado que hay varias residencias afectadas, dos de ellas con un "número importante" de positivos.

Simón ha explicado que la letalidad en una pandemia se observa días después del incremento de la transmisión, y ha sido Aragón la que desde el jueves ha reportado más muertes, con 38, ya que es de las comunidades más castigadas por los brotes. A Aragón, la siguen Madrid y Andalucía, ambas con seis fallecimientos.

Los casos diagnosticados con fecha de inicio de síntomas en los últimos siete días son 3.316, con una incidencia acumulada (casos diagnosticados por cada 100.000 habitantes) de 7,05 y por comunidades: Cataluña (con 922), Madrid (422), Andalucía (353) y Aragón (312) son las que tienen las cifras más altas.

En cuanto a los casos diagnosticados en los últimos 7 días, han sido 22.955, lo que supone una incidencia acumulada de 48,81.

Simón ha dicho que el incremento de casos está ligado a los brotes y a "cierto" nivel de transmisión comunitaria en algunas zonas de España alrededor, precisamente, de esos focos, pero, no obstante, ha asegurado que éstos se encuentran en fase de descenso y ha citado el caso de Cataluña.

En cuanto a Aragón, ha señalado que parece que la situación se está "estabilizando en gran parte del territorio".

Según ha indicado Simón, se continúa observando una modificación en la edad media de los casos y más del 70 % tiene menos de 30 años.

Desde el inicio de la pandemia, se han contabilizado un total de 28.576 muertes.

En cuanto a enfermos que han tenido que ser hospitalizados, la cifra es de 127.303 desde el comienzo de la pandemia, 750 de ellos en los últimos 7 días: 259 en Aragón, 119 en la Comunidad de Madrid, 79 en la Comunidad Valenciana, 78 en Andalucía y 43 en Cataluña, entre otras.

El número de contagiados que han necesitado cuidados intensivos ha sido de 11.887, y 45 de ellos han ingresado en UCI en los últimos 7 días: 8 en Aragón y otros tantos en Madrid, 4 en Andalucía al igual que en la Comunidad Valenciana, entre otras cifras.

Una auditoría independiente sobre la gestión

Por otro lado, el doctor Fernando Simón ha secundado este lunes la necesidad de hacer una evaluación independiente de la gestión de la pandemia, como han reclamado una veintena de científicos e investigadores españoles, porque demostrarán no solo los errores, también las cosas que "no se han hecho mal del todo". "Bien, bien, no se ha hecho ninguna, porque es una cosa nueva y es muy difícil hacer las cosas muy bien cuando estamos lidiando con problemas nuevos. Hay cosas que se tienen que mejorar mucho y cosas que no se han hecho mal del todo", ha subrayado.

Lo ha hecho al ser preguntado por la carta publicada en la revista The Lancet en la que este grupo de prestigiosos investigadores españoles solicitan que un panel de expertos internacionales y nacionales hagan una "evaluación independiente e imparcial" sobre la gestión de coronavirus en España, a la que se han adherido decenas de asociaciones médicas y científicas.

Una carta de la que al director del CCAES le ha "llamado la atención" que, antes de proponer esta auditoría, "ya enumeran los problemas que ha habido". "No es una práctica muy habitual, si pides una valoración independiente, indicar ya cuáles son los errores", ha respondido.

No obstante, cree que es una iniciativa "muy válida" y, si a través de ella se logra hacer esta evaluación más deprisa, "bienvenida sea. No creo que haya nadie a la que le parezca mal", ha indicado. Porque es "obvio", en su opinión, que "hay que evaluar lo que ha pasado, y hay que evaluarlo bien", algo que en el Ministerio de Sanidad se lleva estudiando desde hace al menos "un par de meses o tres".

"Estamos todos de acuerdo: no creo que haya ningún profesional de la salud pública en España que no considere que se tiene que hacer una evaluación independiente y, a ser posible, con una visión lo más externa posible, pero -ha advertido- con los conocimientos adecuados". Y no solo en España, sino que este tipo de estudios tendrá que hacerse en todos los países.

Pero la de nuestro país habrá que promoverla "desde aquí, de la forma más independiente posible, y con una visión internacional y con las personas que puedan realmente entender cómo funcionan los sistemas de vigilancia, los servicios de salud pública y qué errores ha podido haber desde el punto de vista operativo y en estos grupos".

Sin embargo, ahora mismo estos expertos no son fáciles de conseguir, porque la mayor parte de los que tienen "la experiencia necesaria están muy involucrados en la gestión de los brotes de sus países". Está la posibilidad de acceder a otros e incluso recurrir a alguna empresa que pueda realizar una valoración de este tipo, pero "no cualquiera".

Lo "ideal" es que el análisis pudiera estar listo "cuanto antes", pero a día de hoy "no es fácil saber lo que ha pasado, porque hay todavía mucha información que se tiene que tener por comparación", y esa información falta.

Con todo, ha querido dejar claro que España "está haciendo un esfuerzo importante en ser muy transparente con la información". "En algunos momentos lo conseguimos mejor que en otros", ha concluido.