El Tesoro emite letras el martes tras haber colocado ya el 72,5% de lo previsto para todo 2020

El Tesoro Público celebrará una subasta de deuda a corto plazo este martes en la que ofrecerá a los inversores letras a 6 y 12 meses, tras haber colocado 215.400 millones de euros brutos en deuda pública en lo que va de año, lo que representa el 72,5% de la emisión bruta prevista de 297.000 millones de euros del programa de emisiones del conjunto del año, revisado al alza ante las mayores necesidades de financiación por el impacto de la crisis del Covid-19.

Según datos facilitados a Europa Press por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el Tesoro ha captado ya 151.900 millones de euros en emisiones a medio y largo plazo, el equivalente al 81,6% de los 185.969 millones previstos en este tipo de papel para este año, con datos hasta la última subasta, celebrada el pasado 6 de agosto.

Asimismo, el organismo público dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos ha colocado unos 63.500 millones de euros restantes aproximadamente entre los inversores en letras del Tesoro, el 56,8% de lo estimado para el ejercicio (111.688 millones de euros).

Emite letras el martes

Este martes ofrecerá letras a 6 y 12 meses, con una referencia de un tipo de interés general del -0,497% en el primer caso y el -0,454% en el segundo, registrados en la subasta del pasado 7 de julio.

Los inversores han seguido confiando en los títulos de deuda pública española pese al contexto de crisis del Covid-19, tal y como se evidencia en la evolución del coste de financiación, con una disminución de los costes y profundización de los tipos negativos, en paralelo a un aumento de la vida media de la deuda hasta máximos.

De hecho, el pasado jueves colocó 4.572,5 millones de euros en bonos y obligaciones del Estado, en el rango medio previsto, y hizo registrando tipos más bajos en su primera subasta tras el acuerdo alcanzado el pasado 21 de julio en el Consejo Europeo sobre el fondo de reconstrucción de 750.000 millones de euros.

Tras la subasta de este martes, el Tesoro tenía programadas otras dos en agosto, una de bonos y obligaciones el jueves día 20 y una última de letras a 3 y 9 meses el martes día 25, sin embargo finalmente no va a convocar la del día 20, tal y como ha sucedido en los últimos años.

El organismo emisor anunció a finales de mayo una modificación de su programa de financiación para este año, que prevé elevar la emisión neta en 97.500 millones de euros, hasta un total de 130.000 millones, e incrementar en algo más de 100.000 millones la emisión bruta, hasta alcanzar los 297.000 millones de euros, como consecuencia de la mayor necesidad de financiación por el aumento de la deuda pública para hacer frente a los mayores gastos derivados del Covid-19.

No obstante, a la previsión de emisión neta se le podrían descontar en torno a 15.000 millones que podría recibir España del sistema de reaseguro de empleo (SURE), así como la parte que perciba del fondo de reconstrucción europeo.

En detalle, estima una necesidad de financiación bruta para 2020 de 297.657 millones de euros, de los que 185.969 millones se prevén financiar mediante bonos y obligaciones y 111.688 a través de letras del Tesoro.