El Parlament reprueba a Felipe VI, pero los letrados se niegan a publicar la resolución

La Cámara catalana aprobó este viernes diversas resoluciones, entre las cuales que "Cataluña es republicana y no reconoce ni quiere tener ningún Rey"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha exigido publicar oficialmente las resoluciones que el Parlament, con los votos de los grupos independentistas, aprobó este viernes sobre la monarquía, pese a los avisos de los letrados de la cámara catalana.

En concreto, el Parlament aprobó diversas resoluciones que fueron objeto de las advertencias de los letrados, en las que se declara, por ejemplo, que "Cataluña es republicana y, por lo tanto, no reconoce ni quiere tener ningún rey", a la vez que se tacha a la monarquía de "delincuente", y se reprueba a Felipe VI y al Gobierno central tras la salida del rey emérito de España.

Antes de las votaciones, Cs, PSC y PPC pidieron reconsiderar la admisión a trámite de varios puntos de las propuestas de resolución independentistas, por considerar que dan efectividad jurídica a iniciativas previamente anuladas por el Tribunal Constitucional (TC), pero la Mesa del Parlament rechazó la petición.

Los letrados de la cámara catalana hicieron constar, a puerta cerrada, que aquellos puntos que puedan chocar con anteriores advertencias del TC no serán publicados en el Boletín Oficial del Parlament, lo que suscitó las quejas en el pleno del presidente del grupo de JxCat, Albert Batet, que instó a la Mesa a "abrir el expediente oportuno" a los funcionarios que se nieguen a publicar los puntos más polémicos de las resoluciones independentistas.

También el presidente de la Generalitat ha lanzado, desde Twitter, una advertencia en este mismo sentido: "El pleno del Parlament es soberano. Ningún funcionario puede decidir si se publica o no una resolución votada por el pleno. Vaya, hasta aquí podíamos llegar", ha subrayado Torra.

"Si no se publican las cosas que se aprueban en el Parlament, es un hecho gravísimo", ha denunciado Batet, que ha reclamado "abrir el expediente oportuno" a los funcionarios que se nieguen a publicar los puntos más polémicos de las resoluciones independentistas.

Una de estas resoluciones era un texto pactado por JxCat, ERC y la CUP, que se ha aprobado con el voto en contra de Ciudadanos, el PSC, los comunes y el PPC y que declara que "Cataluña es republicana y, por lo tanto, no reconoce ni quiere tener ningún rey".

La resolución afirma que la "saga de los Borbones ha sido una calamidad histórica para Cataluña" y denuncia que el rey Juan Carlos "aceptó la sucesión del general Franco jurando fidelidad a los principios de su régimen", por lo que "la monarquía española es la continuación del régimen anterior".

También denuncia la "huida consentida del rey Juan Carlos para evadir la acción de la Justicia" y habla de "monarquía delincuente", de "sistema autonómico fallido" y de "democracia intervenida por el poder judicial".

Además, el Parlament "ratifica" que "el único camino para superar este régimen monárquico es constituir efectivamente la república catalana", conforme a "la voluntad expresada por el pueblo de Cataluña y este Parlamento" el 1-O y el 27 de octubre de 2017, con la declaración unilateral de independencia.

Por ello, "exhorta la sociedad civil y las instituciones del país a continuar el camino y avanzar decididamente hacia el objetivo de la independencia".

El Parlament también ha aprobado una resolución presentada por JxCat en la que apuesta explícitamente por la "abolición de una institución caduca y antidemocrática como la monarquía" y reprueba a los magistrados del Tribunal Constitucional por haber consagrado "un marco de impunidad absoluta para la corrupción de la monarquía".

Reclama la "retirada de los privilegios antidemocráticos" de Juan Carlos de Borbón "incluido su aforamiento ante el Tribunal Supremo" y urge a impulsar una proposición de ley orgánica ante las Cortes que establezca que le sea retirado el título de rey y que obligue a los miembros de la familia real a hacer una "declaración periódica completa de actividades, bienes e intereses económicos".

Además, insta al Govern a "no colaborar ni participar en ningún acto en el que participen miembros de la monarquía española".

También ha sido aprobada una resolución de la CUP, con el apoyo de JxCat y ERC, en la que se "reprueba" a Felipe VI y al Gobierno de Pedro Sánchez tras la "huida", denuncia el texto, del rey emérito.