La incógnita del paradero de Juan Carlos I: habría viajado el pasado lunes de Vigo a Abu Dabi

El Rey Juan Carlos se encuentra en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) desde el pasado lunes, cuando voló en un avión privado horas antes de que la Casa Real anunciara su decisión de trasladarse a vivir fuera de España por la controversia de sus presuntos negocios ocultos en Suiza, según publica este viernes el diario ABC.

Juan Carlos I tomó el avión el lunes por la mañana en el aeropuerto de Vigo (Pontevedra) y llegó por la tarde a Abu Dabi, donde permanece alojado en el hotel Emirates Palace, un lujoso complejo en el que había estado en otras ocasiones.

Abu Dabi, situado a 5.600 kilómetros de Madrid, es la capital de Emiratos Árabes Unidos, país que se encuentra en la Península Arábiga, y en donde el Rey Juan Carlos tiene buenos amigos.

Esta es la última de las opciones publicadas sobre el destino del Rey emérito tras su salida de España, después de que el mismo medio informara el pasado martes que don Juan Carlos se había cobijado en la República Dominicana, en un complejo turístico en la localidad de La Romana, adonde voló desde Oporto (Portugal) después de haber pernoctado en Sanxenxo (Pontevedra).

Según la información de la hoja de ruta del jet privado que transportó al Rey emérito, aterrizó en el Aeropuerto Ejecutivo Al Bateen, cuyo uso es exclusivo para vuelos privados.

Desde allí, se embarcó en un helicóptero, junto con el ayudante del Rey y cuatro escoltas, hasta Abu Dabi y se dirigió directamente al hotel, adonde llegó a las 18.00 horas, justo cuando el Palacio de la Zarzuela difundía el comunicado en el que se notificaba su marcha de España.

Según ABC, el padre de Felipe VI no se ha movido del hotel desde el lunes debido a las altas temperaturas que hay en ese país. El avión en el que viajó es un modelo Global 6500 con matrícula 9H-VBIG alquilado a la compañía TAG Aviation en su sede en Malta, que partió desde París el domingo al mediodía rumbo a Vigo.

Abu Dabi ha sido uno de los destinos más frecuentados por don Juan Carlos desde su abdicación en junio de 2014. La última vez que estuvo en este emirato fue a finales de noviembre del pasado año con motivo del gran premio de Fórmula Uno en el circuito de Yas Marina.

Un año antes, viajó también con motivo de esta competición, aunque aquella visita estuvo rodeada de la polémica tras publicarse una foto en la que se le veía saludando al príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, pocas semanas después de que la CIA le hubiera acusado de ser el principal responsable del asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi.

Sin indicios de Juan Carlos I en República Dominicana

Por su parte, República Dominicana sigue sin indicios de la posible presencia del Rey emérito Juan Carlos I. La urbanización Casa de Campo, un exclusivo complejo de mansiones en las afueras de La Romana, en el este del país caribeño, se mantenía hoy un día más en total normalidad.

Varios medios españoles han afirmado esta semana que el Rey emérito se habría desplazado a estas instalaciones a invitación del empresario azucarero Pepe Fanjul, con el que guarda una estrecha amistad desde hace décadas.

Sin embargo, los rumores van perdiendo fuerza, ya que en el entorno de la urbanización no se advierte nada fuera de lo normal. En los accesos a Casa de Campo solo se ve el normal trasiego de trabajadores y de automóviles de alto nivel de los residentes del complejo, uno de los más exclusivos del Caribe.

Fuentes consultadas por Efe tampoco han notado nada excepcional en el interior del recinto, donde es habitual la presencia de guardias de seguridad, dado que esta urbanización es lugar de residencia o de veraneo de políticos, empresarios y figuras públicas de varios países.

El Gobierno dominicano mantiene, asimismo, el silencio con el que ha manejado todo lo referente al Rey emérito de España, sin confirmar o desmentir su presencia en el país.

La única información oficial es que no hay registro de su entrada en el país, aunque las autoridades migratorias no han negado de forma categórica esa posibilidad.

Pepe Fanjul, residente en Miami, ha dicho a varios medios que desconoce el paradero de su amigo Juan Carlos de Borbón, aunque ha insistido en que le mantiene las puertas abiertas en cualquiera de sus propiedades.

Juan Carlos I anunció su decisión de marcharse de España después de que la Fiscalía del Tribunal Supremo abriera una investigación sobre las presuntas comisiones cobradas por la adjudicación del tren de alta velocidad construido por empresas españolas en Arabia Saudí, en las que podría estar involucrado el rey emérito.

A través de su abogado, el Rey emérito ha comunicado que a pesar de su marcha sigue a disposición de la Fiscalía para cualquier trámite o actuación que se considere oportuna, aunque no ha sido imputado en el caso.