Aranda de Duero suma 43 casos nuevos en su primer día de confinamiento

La Guardia Civil y la Policía Nacional ya vigilan los accesos de entrada y salida de la localidad burgalesa

La situación de contagios en Aranda de Duero (Burgos), de 32.000 habitantes y que desde este mañana está aislada, no para de crecer y sus tres zonas básicas de salud contabilizaron este viernes un total de 271 casos positivos, que son 43 más que este pasado jueves.

En concreto, y según la información del portal de transparencia de la Junta consultada por Efe, en la zona Norte de salud suman 150 PCR positivos con una tasa de incidencia por cada 10.000 habitantes de 76,36 frente a los 131 de este pasado jueves, cuando la tasa era de 69,69.

En la zona básica Sur, los positivos se han elevado a 86 con una tasa de 53,18, mientras que ayer los datos eran de 68 casos y una incidencia de 42,05.

Además, la zona básica de Aranda Rural, que hasta este pasado jueves había mantenido un buen comportamiento, también se complica al sumar seis positivos más hasta los 35 dejando la tasa de incidencia en 45,15. La edad media de los contagiados es de 35 años y la gran mayoría son asintomáticos.

Inicio del confinamiento

La Policía Nacional y la Guardia Civil ya controlan las entradas y salidas por carretera de Aranda de Duero (Burgos), de 32.000 habitantes, que desde las 8 de la mañana de este viernes se encuentra aislada para intentar controlar la alta incidencia de covid-19 y evitar una posible transmisión comunitaria.

"Aranda está cerrada", ha declarado a la agencia EFE el Comisario Jefe de la Policía Nacional de esta ciudad, Joaquín Gomá, quien ha explicado que ha sido este cuerpo el que se ha encargado de montar el dispositivo en las principales carreteras de acceso a la ciudad, la N-122 de Valladolid a Soria en ambos sentidos y la N-1 de Madrid a Burgos, dentro del término municipal. Asimismo, se ha dispuesto otro control en la CL 619, carretera de Palencia.

No obstante, y dada la especial dificultad de cerrar Aranda de Duero por la multitud de carreteras y conexiones que la cruzan, se ha celebrado una reunión este viernes por la mañana en la cual se ha decidido contar con la colaboración de la Guardia Civil en los límites con el término municipal, según ha explicado el Comisario Jefe.

Dos patrullas de la Guardia Civil controlarán los accesos desde las carreteras más locales que comunican la ciudad con los pueblos de la comarca. En total, según el Comisario, serán unos ocho controles los que se van a establecer. Todos ellos serán esporádicos y cambiarán de lugar a lo largo del día para evitar que la población los esquive.

Gomá ha confirmado asimismo que contarán dentro de la ciudad con el apoyo de la Policía Local, pero que en esta ocasión no van a disponer de helicóptero para potenciar los controles de movilidad.

"Nos organizaremos para prestar un servicio de cierre que no va a ser todo el tiempo en todas las carreteras porque es humanamente imposible con los medios que tenemos, ni tampoco es la finalidad", ha manifestado.

Dadas las características de Aranda de Duero una ciudad de servicios para una amplia comarca de pequeñas localidades, el Comisario Jefe ha insistido en que el cierre afectará también a cualquier compra o gestión que se quiera hacer, salvo que esté perfectamente justificada.

"Si en un pueblo no hay farmacia o pescadería, hoy les dejaremos pasar, pero la gente tendrá que ser consciente de que debe abastecerse de todo lo que necesite para 14 días", ha comentado a EFE.

Aranda y alrededores amanecían esta mañana con mucha menos circulación que la habitual en un viernes de agosto, cuanto toda la ciudad y la comarca bulle normalmente en actividad al contar con mucha más población que se encuentra de vacaciones en los pueblos.

La Policía Nacional ha confirmado que en los controles realizados la gran mayoría de vecinos justificaban que eran desplazamientos por motivos laborales o médicos y no se ha producido ningún incidente.

200 casos nuevos y 74 brotes en Castilla y León

Castilla y León ha superado este viernes los 200 casos nuevos de coronavirus en un día, en concreto 210, que es la peor cifra desde que la comunidad entró en el periodo de nueva normalidad el pasado 21 de junio y ya suma 74 brotes, 18 más que este pasado jueves, además de dos nuevos fallecidos.

Los nuevos positivos de COVID-19 en Castilla y León a causa de los brotes siguen disparándose cada día que casa y de acuerdo a los datos facilitados este viernes por la Consejería de Sanidad, de esos 210 casos nuevos por PCR, 38 se han diagnosticado en las últimas 24 horas, esto es a personas con síntomas.

Por provincias, sigue siendo Burgos la más afectada al sumar 125 casos nuevos, seguida de Salamanca con 29, Valladolid, 21, 9 en Segovia, 8 en León, 6 en Soria, y cuatro en Ávila, Palencia y Zamora.

Con estos 210 nuevos casos, su número número actual acumulado es de 27.962; de esa cifra, 21.529 son confirmaciones a través de pruebas PCR.

Los brotes activos actualmente en el conjunto de la Comunidad son 74 y los casos positivos a ellos vinculados, 471.

Por provincias, también es Burgos la más afectada con 27 brotes, seguida de Salamanca con 14, 11 en Soria, 7 en Valladolid, 5 en Palencia, 4 en Zamora, 3 en León, otros 3 en Segovia y cero en Ávila.

El número actual de pacientes dados de alta hospitalaria es 8.749, doce más que ayer y desde la última comunicación se han registrado dos decesos, con lo que las personas fallecidas ascienden a 2.072.