Cuatro zonas aragonesas salen de la fase 2 y vuelven a la "nueva normalidad"

Las comarcas de La Litera, Cinca Medio y Monegros y la ciudad de Barbastro regresan a la "nueva normalidad" una vez controlada la expansión de la COVID-19 en estos territorios, mientras que la ciudad de Huesca se mantiene en la 2 flexibilizada, y la ciudad de Zaragoza y su Comarca Central, el Bajo Cinca y el Bajo Aragón-Caspe siguen en la 2 estricta.

También se mantienen en la fase 2 la zona básica de salud de Albalate de Cinca, que comprende los municipios de Albalate, Alcolea, Osso, Ontiñena y Belver.

La orden con la nueva situación, por la que 79.000 habitantes recuperan la normalidad, la publicará el Gobierno de Aragón entre el mares y el miércoles.

Así lo ha comunicado el presidente de Aragón, Javier Lambán, en una comparecencia junto al secretario general de Ciudadanía, José Antonio Jiménez, antes de reunirse con responsables de las principales gestoras de los centros socioresidenciales de la Comunidad para explicarles el nuevo protocolo aprobado con el departamento de Sanidad.

"Esperamos que en los próximos días podamos dar nuevas noticias positivas, aunque no debemos echar las campanas al vuelo porque las decisiones hay que tomarlas con mucha prudencia y con calma”, ha señalado el presidente aragonés.

Los territorios que se incorporan ahora a la nueva normalidad tendrán que seguir las medidas anunciadas el lunes por la consejera de Sanidad, Sira Repollés, para todo Aragón, como son la prohibición botellones, el cierre de peñas y la limitación de los horarios de hostelería hasta la 1 de la madrugada y de los grupos a un máximo de diez 10 personas.