Moncloa, PP, Cs y Vox respetan la decisión del Rey emérito y UP y nacionalistas la ven una 'huida'

El Rey Juan Carlos ha decidido abandonar España y fijar su residencia en otro país ante la repercusión publica de "ciertos acontecimientos pasados" de su vida privada y para facilitar a su hijo, Felipe VI, la tranquilidad y el sosiego que requiere el ejercicio de sus funciones. Tras conocerse la decisión de don Juan Carlos, se han sucedido las reacciones de Gobierno y partidos. En un breve mensaje, Moncloa ha expresado su respeto por el paso que ha dado, al tiempo que ha alabado el "sentido de la ejemplaridad y transparencia que siempre han guiado" a Felipe VI desde que llegó al trono. Sin embargo, el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha tachado de "indigna" la "huida" al extranjero del Rey emérito.

El vicepresidente de Derechos Sociales y líder de Podemos ha avisado de que "deja a la monarquía en una posición muy comprometida" y ha subrayado que el Gobierno no puede "justificar" o "mirar hacia otro lado" ante lo que considera "un "fraude a la Justicia", sino que debe "velar por la ejemplaridad y la limpieza de las instituciones".

En el mismo sentido, el ministro de Consumo y líder de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha pedido que se le juzgue y se encuentre a los "cómplices" de una "trama" que, a su juicio, no pudo mantener en solitario "una sola persona".

Por su parte, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, sospecha que la decisión de Juan Carlos I puede tener como objetivo dificultar la investigación judicial en la que está inmerso y sugiere la posibilidad de que se le impida salir del país.  "Teniendo causas pendientes en España y tanto dinero para viajar y protegerse, ¿la justicia va a permitir que se marche? ¿No podría eso dificultar las pesquisas? Esperamos que no sea precisamente ése el motivo de la decisión y, si es así, se le impida huir", ha escrito en su cuenta de Twitter. El dirigente del partido 'morado' sostiene que la marcha del Rey emérito no soluciona "nada". "¿Qué mejora respecto de la monarquía? ¿Qué mejora respecto de nuestra democracia? Efectivamente, nada", ha sentenciado.

Además, critica que la Casa del Rey haya decidido anunciar la decisión adoptada por el padre del Jefe del Estado precisamente un 3 de agosto. "Hoy se consolida definitivamente un 'modus operandi' de la familia Borbón", constata. En este sentido, recuerda que "la abdicación tras el escándalo de Botswana también se hizo en pleno verano" --en junio de 2014-- y que "el comunicado de repudio de Felipe VI a Juan Carlos de Borbón se hizo el día después de la declaración del estado de alarma", concretamente el pasado 15 de marzo.

En opinión de Echenique, "la gente no estaba pidiendo que Juan Carlos de Borbón se marchase de España", sino que lo que quiere la ciudadanía es "que se conozca la verdad sobre sus actividades presuntamente corruptas, que pague por los delitos que haya cometido y que devuelva los impuestos evadidos". En este contexto, deja claro que Unidas Podemos seguirá "explorando todas las vías para que los negocios turbios de Juan Carlos de Borbón se investiguen a fondo, se conozca la verdad, se sepa hasta dónde y hasta quiénes llega la trama y se ponga fin a la impunidad".

En el mismo sentido, el líder de Más País, Íñigo Errejón, ha acusado al Rey emérito de "huir" de España sin rendir cuentas y le ha pedido que "al menos devuelva el dinero" que presuntamente habría adquirido aprovechándose de su cargo antes de dejar el país. "El Rey emérito huye de España sin rendir cuentas para 'prestar el mejor servicio a los españoles. Es escandaloso. Al menos que devuelva el dinero, que buena falta le hace a nuestro país", ha escrito Errejón en un mensaje de Twitter.

Por su parte, el Partido Popular ha destacado este lunes el "papel determinante y decisivo" que tuvo Don Juan Carlos en la llegada de la democracia a España y ha hecho un llamamiento a la unidad en torno al jefe del Estado y a institución que representa. El PP ha expresado su "más absoluto respeto" a la decisión del Rey emérito, quien, a su juicio, demuestra con el comunicado conocido este lunes "su lealtad a España, a la Monarquía parlamentaria y al Rey Felipe VI, según han informado fuentes de la dirección nacional de la formación que preside Pablo Casado.

Dicho esto, el PP ha reafirmado su respaldo y apoyo a Felipe VI y ha destacado que el actual monarca "lleva ejerciendo de forma ejemplar su papel como jefe del Estado durante estos seis años de reinado". "Hoy más nunca el PP hace un llamamiento a la unidad en torno al jefe del Estado, a la institución que representa y en defensa de la Constitución española como garante de la unidad de España y de todos los españoles", ha señalado el PP.

La secretaria general del grupo parlamentario de Vox en el Congreso, Macarena Olona, ha denunciado que la izquierda quiere "un linchamiento público" del Rey emérito, ya esa con él "vivo" o con sus "restos mortales". "El odio de la izquierda no conoce límites. Quieren un linchamiento público. Vivo o con los restos mortales. Ya lo han demostrado. El Rey Juan Carlos se exilia. España se queda con Podemos", se ha lamentado la dirigente de Vox, antes de preguntarse: "¿Por quien doblarán ahora sus caceroladas?".

Ciudadanos ha manifestado este lunes su respeto a la decisión de don Juan Carlos y ha mostrado su total apoyo al rey Felipe VI en su compromiso "con el buen nombre" de la monarquía. Fuentes de la formación liderada por Inés Arrimadas han precisado que respaldan al actual jefe del Estado por su compromiso con la institución que representa, pero también con la Constitución y con la democracia.

Tras conocerse la noticia, Torra ha reaccionado a través de Twitter estableciendo una comparación: "Como Alfonso XIII...", ha escrito el presidente catalán, en alusión al abuelo del Rey Juan Carlos, que abandonó España tras la proclamación de la II República, el 14 de abril de 1931.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, ha pedido retirar el pasaporte a Juan Carlos I para evitar que salga de país y ha augurado que no será "el último Borbón que se fugue" de España "perseguido por su mala gestión o por sus corruptelas" porque eso es "una tradición familiar" de la dinastía española. En opinión de Rufián, es "una buena noticia" que España "tenga hoy un ladrón menos", pero "la mala noticia" es que el Rey emérito "no acabará en Soto del Real o frente a un juez sino, seguramente, en un chalé de República Dominicana".

Por su parte, el PNV cree "insuficiente" que el Rey emérito abandone España y ha afirmado que la Justicia "debe ser igual para todos, se viva en La Zarzuela o en Estoril". Para el PNV, la salida de España del Rey emérito "es un gesto insuficiente y en ningún caso puede significar que no deba rendir cuentas ante la justicia por las conductas presuntamente delictivas en que hubiera podido incurrir durante su reinado y después de haber abdicado".