Detenido un exministro de Reino Unido acusado de violar a una antigua asistente

El político 'tory', a quien no se puede identificar por motivos legales, ha sido interrogado por la Policía y se encuentra en libertad bajo fianza

Un exministro conservador y miembro actual de la Cámara de los Comunes del Reino Unido ha sido detenido por supuestamente violar, agredir sexualmente e intimidar a una antigua asistente parlamentaria, según informaron los dominicales "The Sunday Times" y "Mail on Sunday".

La cadena pública BBC se ha hecho eco de la noticia y agregó que el político "tory", a quien no se puede identificar por motivos legales, ha sido interrogado por la Policía y se encuentra en libertad bajo fianza.

La Policía metropolitana ha explicado en un comunicado que ha iniciado una investigación sobre "cuatro incidentes separados" que "supuestamente ocurrieron" entre julio de 2019 y enero de 2020, después de recibir una denuncia el pasado viernes.

"Un hombre de unos 50 años fue detenido el sábado 1 de agosto sospechoso de violación. Ha sido puesto en libertad bajo fianza hasta que regrese a mediados de agosto", señaló la nota, que agregó que los supuestos delitos ocurrieron en "direcciones" londinenses de "Lambeth, Hackney y Westminster" (donde está el Parlamento británico).

El Partido Conservador del primer ministro, Boris Johnson, ha emitido también un comunicado en el que dice que las acusaciones son "extremadamente graves".

El dominical "The Sunday Times" indica que la denunciante sostiene que el exministro la agredió, la obligó a tener relaciones sexuales y la dejó tan traumatizada que tuvo que ingresar en un hospital.

Al parecer, los abusos ocurrieron mientras ambos mantenían una relación sentimental, según los medios.

"Nos tomamos estas acusaciones muy seriamente. Dado que el asunto está ahora en manos de la Policía, no sería apropiado que hagamos más comentarios al respecto", señaló el Partido Conservador.

La agencia de noticias británica Press Association (PA) aseguró que el jefe de disciplina de la formación en los Comunes, Mark Spencer, conocía la "magnitud" de las acusaciones y que llegó a hablar sobre este asunto con la presunta víctima, pero no hizo algo al respecto.

Un portavoz de Spencer explicó a ese medio que el responsable de la disciplina conservadora se "toma extremadamente en serio estas acusaciones" y ha "instado encarecidamente" a "cualquiera que ha hablado con él" a que "acuda a las autoridades competentes".