Rufián llama a repensar la estrategia de ERC con el Gobierno después de la 'activación' de Cs

El portavoz de ERC en el Congreso entiende que al Gobierno de PSOE y UP le resulte más sencillo negociar con Cs que con ellos

El portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, asume que su partido ya no es "tan imprescindible" para el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos después de la "activación" de Ciudadanos como "actor político" a raíz del estado de alarma derivado del coronavirus y ha llamado a reflexionar sobre cuál debe ser ahora su estrategia.

Rufián ha señalado que de esta pandemia se sale con "muy malas noticias" y una de ellas es el protagonismo adquirido por la formación naranja, el cual, pese a ser, a su juicio, un partido "en absoluta desintegración" como se verá en las elecciones en Cataluña, ha sabido jugar "la última bala que le quedaba" en la negociación para la aprobación de las últimas prórrogas del estado de alarma, cuyos votos fueron clave para que salieran adelante.

Y es precisamente esa "activación" de Ciudadanos como "actor" en el tablero político ha traído consigo que los 13 diputados de ERC, según Rufián, dejen de ser "tan imprescindibles" para el Gobierno como lo fueron desde la investidura de Pedro Sánchez. "Eso nos tiene que hacer reflexionar y hacer replantearnos nuestra estrategia a la hora de negociar o interlocutar con quien sea", ha dicho.

Recortes más sencillos

Rufián ha avisado de lo "nocivo" que es para la izquierda española acercarse a Cs, aunque entiende que al Gobierno le pueda resultar "más sencillo" negociar con ellos que con ERC las "contrapartidas" que conllevarán los 140.000 millones de euros que España recibirá del fondo de recuperación europeo, esto es, los "recortes" y unos Presupuestos "restrictivos". Sobre todo, ha remachado, si el plan de reformas que se envié a Bruselas lo tiene que aprobar "gente como Merkel, Macron o Rutte".

En todo caso, Rufián ya avisa al Ejecutivo que debe elegir entre los 10 votos de esa "derecha" que capitanea Inés Arrimadas, que se hace "fotos en Colón con Vox y el PP", que quiere "cargarse" la mesa de diálogo con Cataluña y que quiere aprobar el contrato único e implantar una fiscalidad "injusta", o bien los 13 de la izquierda independentista catalana, que apuesta por el "diálogo" y por políticas sociales que ayuden a salir a los ciudadanos del "agujero" provocado por la crisis del coronavirus.

En función de lo que elija, el Gobierno será "una cosa u otra", ha dicho Rufián, rechazando así de plano que ERC vaya a participar de unos Presupuestos en los que esté Ciudadanos, un partido "reaccionario" e "incompatible" con sus postulados y también, en su opinión, con los de la izquierda. "El Ingreso Mínimo Vital, con Ciudadanos en la ecuación, puede llegar a durar poco", ha puesto como ejemplo.

Presupuestos

Pere Aragonés, ha avisado al Gobierno de que, para conseguir su apoyo para los próximos presupuestos, debe cumplir antes con el acuerdo de investidura y sacar adelante la mesa de diálogo.

Aragonès, que este domingo ha visitado Sant Cugat del Vallès (Barcelona), ha reiterado que "para que haya un segundo acuerdo se ha de cumplir el primero, y el primero es la mesa de diálogo, que no es solo hacer reuniones por hacerlas, sino contenido y negociación política, buscar una salida política al conflicto que tenemos".