Cataluña registra 19 muertes y 1.367 casos más de coronavirus en las últimas 24 horas

Cataluña ha registrado hasta este sábado 97.981 casos confirmados acumulados de coronavirus, 1.367 más que en el recuento del viernes, informa la Conselleria de Salud a través de su página web que ha anunciado 19 muertes en el último día.

Se han registrado 19 muertes más que en el último balance, y hasta el momento hay 12.745 fallecidos en Cataluña por la pandemia: 6.991 en hospital o centro sociosanitario, 4.118 en residencia, 813 en domicilio y 823 que no son clasificables por falta de información.

En cuanto a los pacientes ingresados actualmente, la cifra se sitúa en 534, lo que supone una reducción de 165 respecto al viernes, cuando había 699.

Sin necesidad de confinar

La consellera de la Presidencia y portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, ha dicho este sábado horas antes de conocerse los datos del aumento de fallecidos, de que no está sobre la mesa "ninguna necesidad" de un nuevo confinamiento por los rebrotes del coronavirus, pero ha pedido no bajar la guardia por el inicio de las vacaciones.

En una entrevista de Rac 1 recogida por Europa Press, ha explicado que "es importante que la gente pueda disfrutar de estos días de descanso, pero hacerlo sin bajar la guardia y de la misma forma que se hace cuando se está en casa": evitando desplazamientos innecesarios, encuentros masivos y otras acciones que propaguen el virus.

Considera que los datos muestran que se están estabilizando los rebrotes en Cataluña, "a consecuencia de que se han tomado medidas que han reducido los contactos sociales, la movilidad y otras actividades".

Por eso, ha dicho que el Govern recurrirá la decisión del Tribunal Superior de Justícia de Cataluña (TSJC) de permitir abrir bares, restaurantes y otros locales después de medianoche, alegando que son un espacio de riesgo: "Me gustaría saber en base a qué criterios e informes está tomando decisiones el TSJC".

Conferencia de Presidentes

En cuanto a la Conferencia de Presidentes del viernes, ha recordado que el presidente de la Generalitat, Quim Torra, pidió asistir telemáticamente, pero el Gobierno "dijo que no, que tenía que ser presencial".

Budó ha asegurado que en los últimos meses de coronavirus se ha demostrado que las reuniones no presenciales sí funcionan y son una nueva forma de trabajar: "No entendemos que no pudiera realizarse de forma telemática".

No comparte "en absoluto que el presidente Torra, por el hecho de no ir a la cumbre, abandonara a los catalanes", ya que considera que la reunión no fue más que una foto y que el hecho de estar o no estar no cambia el destino de los catalanes, ha dicho textualmente.

"Torra ya ha presentado toda la documentación que se ha trabajado desde la Comisión de reactivación económica y protección social que llevamos trabajando estos últimos dos meses", y ha reclamado una reunión bilateral con el Gobierno para tratar este tema.

Al preguntársele por que el lehendakari, Iñigo Urkullu, sí asistió finalmente a la Conferencia, ha respondido que se demuestran "las ventajas de tener el poder de recaudar los impuestos y de poder negociar bilateralmente con el Estado".

Mesa de diálogo y elecciones

Budó también ha dicho que aún no se sabe cuándo se reunirá la mesa de diálogo sobre Catalunya, pero que el Gobierno "no ha demostrado ninguna voluntad de resolver el conflicto político".

Al planteárse que hay sondeos que indican una recuperación de JxCat frente a ERC, ha contestado que las elecciones "no se harán por el hecho de que las encuestas digan que es un buen momento o un mal momento" para una formación, sino cuando sea oportuno.

"El Govern está centrado en la gestión de esta crisis sanitaria y en trabajar para la recuperación social y económica del país", y ha reclamado un esfuerzo conjunto para superar esta situación.