La Conferencia finaliza con reproches de trato de favor y con la ausencia del President Torra

El Gobierno niega trato discriminatorio por el acuerdo con el País Vasco y Sánchez anuncia que será él quien reparta los fondos de la UE

El Monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla en La Rioja ha acogido este viernes una Conferencia de Presidentes en la que lejos de dar una imagen de unidad ha estado marcada por los reproches y las críticas por el trato de favor, con el País Vasco en el punto de mira, con la ausencia -ya casi habitual- del President Quim Torra y con el anuncio de Pedro Sánchez de que será él mismo quien ordene el reparto de los fondos fruto del Acuerdo de Recuperación Económica alcanzado en la Unión Europea. La novedad, es que estos fondos no se repartirán por cuotas, sino por proyectos y que las comunidades tienen que presentarlos de forma inminente, aunque los primeros pagos no llegarán hasta la primavera de 2021.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, informaba este viernes a los líderes autonómicos durante la Conferencia de Presidentes de que en primavera de 2021 se podría empezar a recibir prefinanciación de los fondos fruto del Acuerdo de Recuperación Económica alcanzado en la Unión Europea.

Sánchez ha avanzado que el sistema de reparto de esos fondos entre las Comunidades, en concreto los correspondientes al instrumento de "facilidad de recuperación y resilencia", funcionará "por proyectos alineados" con los ejes de transformación acordados por el Consejo Europeo, que son la digitalización, la transición ecológica, igualdad de género y cohesión social y territorial. Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención inicial en el plenario de la XXI Conferencia de Presidentes que se celebra este viernes en el Monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla en La Rioja.

En concreto, Sánchez ha explicado que "se evaluarán los proyectos que puedan ser tractores y propongan las CC.AA., los departamentos Ministeriales y la sociedad civil". "Es decir, el reparto no seguirá los criterios clásicos. Este es un Fondo diferente, nuevo", ha remarcado.

"Lo que valoraremos será la aportación de esos proyectos a cada una de las líneas transformadoras, siendo conscientes de que para este Gobierno la cohesión territorial es un principio irrenunciable (de hecho, es uno de los ejes transformadores). Es muy importante entender que la gestión del Fondo de Resiliencia y Resistencia es un todo y debemos estar muy coordinados", ha enfatizado.

Asimismo, el líder del Ejecutivo ha traslado a los presidentes autonómicos que él será el encargado de dirigir el fondo de recuperación, a través de una nueva Comisión interministerial que presidirá él mismo. Además, ha anunciado la creación de una Unidad de Seguimiento del Fondo de Recuperación en el Gabinete de la Presidencia del Gobierno en La Moncloa.

También ha explicado que "habrá colaboración público/privada a través de un grupo de alto nivel" a la hora de gestionar esos fondos, así como colaboración multinivel en viarios foros, como la Conferencia sectorial con las Comunidades y Ciudades Autónomas, que liderará la ministra de Hacienda. Y ha asegurado que se introducirá el Fondo de Recuperación en los debates habituales de las próximas conferencias de presidentes, y que en este proceso de gobernanza, participarán también las entidades locales.

"Proyectos de país"

La Conferencia de Presidentes ha finalizado pocos minutos antes de las cuatro de la tarde y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y los mandatarios autonómicos y sus delegaciones han participado en un almuerzo informal. Poco después han tenido lugar las diferentes comparecencias de los presidentes autonómicos, con reproches en torno al reparto de fondos, por la presencia de Urkullu -tras su pacto con Sánchez sobre el déficit y la deuda vasca- y la ausencia de Torra.

Ha sido la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, la encargada de cerrar las comparecencias, donde ha advertido de que el acuerdo europeo para el fondo de recuperación "no va de repartir fondos" entre las comunidades, sino de hacer "proyectos de país", planes nacionales que beneficien a toda España.

Al finalizar la Conferencia de Presidentes, Darias ha recalcado así cómo el plan europeo recientemente aprobado es diferente a otros, y ha insistido en la necesidad de que todas las comunidades colaboren en la consecución de estos proyectos para que Europa autorice las ayudas para llevarlos a cabo. Ha reconocido que muchas comunidades han llegado a la reunión preguntando qué parte del fondo europeo les tocaría, y se les ha explicado que no se trata de un reparto tradicional sino de articular los citados proyectos entre todos.

La ministra ha comparecido en nombre del Gobierno para hacer balance de esta cita en San Millán de la Cogolla que ha considerado un éxito y ha subrayado el clima de diálogo y entendimiento que ha habido en esta reunión, incluso cuando las posiciones han sido divergentes. Darias ha negado que, como han apuntado algunos presidentes del PP, esta cita haya sido un "monólogo" del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Diálogo sincero y no monólogo

"No he visto monólogo, he visto un diálogo sincero" en el que "han hablado todos y cada uno de los presidentes". "Quienes tenemos responsailidades públicas tenemos que estar a la altura y hoy ha sido ejemplo de entendimiento" y de "buena política", ha añadido.

La ministra ha señalado que las conferencias de presidentes están siendo la "piedra angular" de la colaboración institucional, y lo que hay que hacer es seguir "compartiendo responsabilidades" entre las administraciones. Ha explicado que Sánchez ha apelado en esta reunión a "principios esenciales: La unidad, la cooperación y la lealtad institucional".

Según Darias, han sido varios los acuerdos alcanzados en esta cita, entre los que ha citado algunas de las propuestas que Sánchez ha puesto sobre la mesa y que los presidentes han aceptado. Así, ha citado como acuerdos la celebración mensual de las conferencias de presidentes o la creación de la conferencia sectorial para el fondo de reconstrucción que presidirá la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

"Confianza y esperanza" son las conclusiones que saca la ministra Darias de este encuentro, y ha insistido en que con las quince conferencias sectoriales celebradas desde que estalló la pandemia se ha dado "un paso adelante" y un "salto importante" en la cooperación entre Gobierno y comunidades.

Y ahora, con la aprobación de fondo europeo, ha advertido, se entra en "una nueva fase" en la que todos tienen que trabajar conjuntamente. "Significa un cambio de paradigma, no se trata de repartir el fondo, sino de articular entre todos planes nacionales para que España reciba las ayudas" y para "transformar el país", ha insistido.

RELACIONADO