Celaá apunta a "intereses de otra naturaleza" tras la decisión de Reino Unido de imponer cuarentena

La ministra de Educación pide no ser "catastróficos" tras los datos del PIB, que sin la mano de Sánchez, subraya, serían peores

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha señalado este viernes la existencia de "intereses de otra naturaleza" tras la decisión de Reino Unido de imponer una cuarentena obligatoria para los viajeros procedentes de España.

En declaraciones a Antena 3, Celaá ha reconocido que la decisión de Reino Unido "no ha sido favorable" para la recuperación del sector turístico español y ha insistido en la existencia de acciones diplomáticas para poder revertirla. "Vamos a esperar un poco", ha pedido.

En cualquier caso, ha pedido no ser "catastróficos" tras conocer los últimos datos de caída del Producto Interior Bruto y ha asegurado que hubiera sido mucho mayor sin las decisiones adoptadas por el Gobierno durante los últimos meses.

"Estamos en la reactivación", ha confiado la ministra, insistiendo en que el Gobierno mantiene que la economía española tendrá una salida "en v asimétrica". "No tenemos por qué los españoles pensar en términos catastróficos", ha reiterado.

Sobre los colegios y la presencialidad

Por otro lado, la ministra ha asegurado este viernes que la presencialidad será el "concepto general" del próximo curso escolar, que el Gobierno quiere que sea "lo más normal posible" a pesar de que comenzará "en plena pandemia" de coronavirus.

"La presencialidad será el concepto general, la presencialidad es un objetivo irrenunciable porque la escuela lo es", ha insistido, en relación con sus declaraciones de este jueves.

La titular de Educación ha explicado que las comunidades autónomas preparan con los centros educativos el plan de inicio de curso, en el que las medidas higiénico sanitarias serán esenciales: distancia y lavado de manos.

"La distancia de 1,5 metros está legislada, es ley", ha precisado y ha incidido en que existen fórmulas de "burbujas o módulos" para trabajar en Infantil y Primaria que consisten en que burbujas cerradas de alumnos se interrelacionen entre sí "a modo de familia", pero no con otros.

Celaá ha insistido en que son las comunidades autónomas las que tienen que trazar esa vuelta al colegio y ha recordado que el Gobierno ha destinado 2.000 millones de euros para la Eduación que deberían servir para aumentar los recursos humanos educativos y para disponer de espacios que permitan mantener la distancia de seguridad, si bien la ministra espera que las autonomías tengan "mirada larga" y utilicen ese monto como inversión.