Trump sugiere aplazar las elecciones presidenciales en EEUU por riesgo de "fraude" en el voto por correo

El presidente no tiene competencias para cambiar la cita con las urnas y republicanos y demócratas abogan por mantener la fecha


Cuando faltan 96 días para las elecciones en Estados Unidos, con unos malos datos económicos en el país y con una importante caída en los sondeos, el presidente Donald Trump, que aspira a la reelección, ha sugerido postergarlas argumentando que el uso del voto por correo hará de estos comicios "los más fraudulentos en la historia". Trump, quien en 2016 recibió unos 3 millones de votos populares menos que su rival demócrata Hillary Clinton y llegó a la Presidencia por los votos del Colegio Electoral, aparece ahora en la mayoría de las encuestas a la zaga de su posible rival, el demócrata Joe Biden.

"Con el sistema universal de voto por correo (no el voto para los ausentes, que va bien), las de 2020 serán las elecciones más fraudulentas e imprecisas de la historia. Sería una gran vergüenza para Estados Unidos. ¿Un aplazamiento de las elecciones hasta que las personas puedan votar de forma adecuada y segura?", ha planteado en Twitter.

En otro mensaje, Trump ha dicho que el sistema de voto por correo "ya ha demostrado que es un desastre catastrófico". "Los demócratas hablan de injerencia extranjera en el voto pero saben que el sistema de voto por correo es una vía fácil para que otros países entren en la competición. Además de todo eso, ¡no permite un recuento preciso!", ha proclamado.

La sugerencia de aplazar las elecciones presidenciales no tiene precedentes en la historia reciente de Estados Unidos, donde la fecha de los comicios a la Casa Blanca queda fijada siempre para el primer martes de la primera semana completa del mes de noviembre.

Voces en contra del aplazamiento

De acuerdo con The New York Times, Trump no tiene competencias para cambiar de forma unilateral la fecha de las elecciones presidenciales, que se fija de acuerdo con la legislación federal.

Importantes voces del Partido Republicano se han pronunciando en contra del posible retraso electoral. "Nunca en la historia de nuestro país, con guerras y depresiones, hemos celebrado unas elecciones federales fuera de tiempo. Encontraremos el camino de hacerlo de nuevo este 3 de noviembre", ha dicho el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, en declaraciones a la cadena WNKY.

En la misma línea se ha manifestado el jefe de la Comisión Judicial de la cámara alta, Lindsey Graham. "No creo que se una buena idea", ha contestado directamente a preguntas de CNN. "Vamos a tener una elección, va a ser legítima y va a ser creíble", ha apostillado el senador republicano por Florida Marco Rubio.

Aún más contundente ha sido Rodney Davis, el más alto cargo republicano en la comisión que se encarga de cuestiones electorales en la Cámara de Representantes. "No va a haber ningún retraso en las elecciones de 2020. El Congreso ha fijado la fecha y no debería haber cambios. Se celebrarán el 3 de noviembre, como está previsto y exige la ley", ha declarado en Twitter.

Desde las filas de la posición demócrata, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, se ha limitado a recordar el texto constitucional: "El Congreso determinará (...) el día en el que los electores deben emitir sus votos, que debe ser el mismo en todo Estados Unidos", ha recordado en la red social.

Marco político

El mensaje de Trump llega después de que haya sembrado las dudas sobre la validez del voto por correo, en un momento en el que las encuestas le sitúan con una clara desventaja respecto al probable candidato demócrata, Joe Biden, y en pleno auge de la pandemia de coronavirus en el país.

El magnate neoyorquino ha cargado en varias ocasiones contra el sistema de voto por correo, una actitud que coincide con los esfuerzos de los demócratas para alentar a sus electores ausentes a pedir el voto por correo, lo que ha llevado a que este partido tenga ventaja por el momento en esta forma de voto. En abril, la candidata liberal para el Tribunal Supremo de Wisconsin consiguió mejorar un 10 por ciento sus resultados en el voto por correo con respecto al voto presencial.

Según The New York Times, la propuesta de aplazar la cita con las urnas podría aumentar las posibilidades de que Trump y sus seguidores se nieguen a aceptar su derrota si Biden se hace con la victoria. En estos momentos, la mayoría de las encuestas dan como perdedor a Trump frente a Biden en casi todos los estados clave

La idea en realidad no es nueva, ya que algunos de sus aliados y de sus más altos asesores han mencionado la posibilidad de postergar los comicios por la situación derivada de la pandemia de coronavirus.

EL COVID-19 está causando estragos en Estados Unidos, que es el país del mundo más afectado por el virus, con más de 4,4 millones de contagiados y más de 150.000 muertos. A pesar de que Trump se negó a ordenar una cuarentena nacional para evitar el golpe económico, el aumento del desempleo y la caída del PIB han anotado cifras récord.