Hanna, el primer huracán de la temporada atlántica, toca tierra en Texas

El primer huracán de la temporada atlántica, de categoría 1 sobre 5, tocó tierra en Padre Island con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora

Hanna, el primer huracán de la temporada atlántica, tocó tierra este sábado en Padre Island, en la costa de Texas (EE.UU.), con vientos máximos sostenidos de 150 kilómetros por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés).

El ciclón, de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson de un total de 5, ha generado en las últimas horas intensas lluvias y vientos en el nordeste de México y en el sur de Texas, donde se prevén graves inundaciones.

En Texas, además, se han registrado apagones en varias áreas.

El huracán tocó tierra en Padre Island, una barrera de islas entre las ciudades de Corpus Cristi y Brownsville, esta última vecina de Matamoros (México).

Hanna se encuentra a unos 20 kilómetros al norte de Port Mansfield y a 110 kilómetros al sur de Corpus Christi, en Texas.

El sistema se desplaza al suroeste a 13 kilómetros por hora, detalló el último boletín del NHC.

La agencia federal emitió un aviso de huracán entre Mesquite y Port Mansfield, y de marejada ciclónica, de hasta 1,5 metros, entre ese puerto y Sargent, en el estado sureño de Texas.

De igual forma, hay un aviso de tormenta tropical entre Barra el Mezquital (México) y Port Mansfield, y entre Mesquite Bay y High Island.

Hanna amenaza con vientos, fuertes lluvias con acumulaciones de hasta 30 centímetros y las consecuentes inundaciones en Texas, y también en los estados mexicanos de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

De igual forma se prevé en la costa de Texas corrientes de resacas y posibles tornados, según el NHC, con sede en Miami.

Mientras tanto, la tormenta tropical Gonzalo se disipó en el Caribe y ya no presenta amenazas para la región.

Este año ya se formaron las tormentas tropicales Arthur y Bertha antes del inicio oficial de la temporada ciclónica, que comienza el 1 de junio y se prolonga hasta el 30 de noviembre, a las que le siguieron Cristóbal, Dolly, Edouard, Fay, Gonzalo y Hanna, esta última el primer huracán de este año en el Atlántico.

La actual temporada ciclónica tendrá de 13 a 19 tormentas con nombre (con vientos de 65 kilómetros por hora), de las cuales de seis a diez podrían convertirse en huracanes (con vientos de al menos 119 kilómetros por hora).

De esos huracanes, de tres a seis podrían llegar a ser mayores, es decir con vientos máximos sostenidos de 178 km/h o más, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, en inglés).