Corea del Sur contabiliza un nuevo récord de contagios importados de COVID-19

El número de infecciones diarias ascendió a 113 con 86 casos importados

Corea del Sur ha contabilizado este sábado 86 nuevos contagios de COVID-19 en viajeros llegados al país, la mayoría de ellos procedentes de Irak y Rusia, lo que supone el mayor número de infecciones importadas que registra hasta la fecha. Junto a los nuevos contagios registrados dentro del territorio surcoreano, el número de infecciones diarias ascendió a 113, la mayor cifra en tres meses, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas de Corea (KCDC).

Los casos locales han aumentado gradualmente en los últimos días debido a los focos detectados en el área metropolitana de Seúl, en una residencia de ancianos, en iglesias y en una base militar, lo que pone de manifiesto las dificultades para contener el virus en Corea del Sur pese a ser considerado como uno de los países que mejor ha gestionado la pandemia.

No obstante, el mayor problema que afronta actualmente este país asiático es el incremento de los casos  importados, que coincide con el retorno de numerosos trabajadores migrantes. Por países de origen, Irak y Rusia son los que sumaron más nuevos contagios entre las personas que llegaron a Corea del Sur con COVID-19, con más de una treintena cada uno. Sin embargo, los ciudadanos surcoreanos retornados suponen la amplia mayoría (el 66,5 %) del total de 2.244 contagios importados hasta la fecha, según los datos del KCDC.

Seis países asiáticos de alto riesgo

Con vistas a frenar la llegada de personas infectadas, las autoridades surcoreanas ha designado a seis países asiáticos como "de alto riesgo" (Filipinas, Bangladesh, Uzbekistán, Pakistán, Kazajistán y Kirguistán), cuyos ciudadanos deben contar con un certificado médico que acredite que han dado negativo en el test del virus para poder entrar en Corea del Sur.

Las autoridades surcoreanas imponen además cuarentena obligatoria de 14 días a todos los viajeros, incluidos ciudadanos surcoreanos,que llegan al país, que no ha cerrado sus fronteras desde el comienzo de la pandemia.

En total, el número de contagios de COVID-19 en Corea del Sur asciende a 14.092, y el de fallecidos a 298, lo que supone una tasa de mortalidad del 2,11 %.