Sabotaje del AVE en Girona para protestar contra la visita de Felipe VI a Cataluña

Una quema de neumáticos ha provocado daños en la catenaria y en las instalaciones de fibra óptica situadas entre la capital gerundense y la ampurdanesa, lo que ha llevado a interrumpir la circulación

El sabotaje de la línea del AVE que comunica Barcelona con Girona y Figueres, mediante la quema de neumáticos a primera hora de la mañana en un tramo de vías entre estas dos últimas poblaciones, afecta de momento a cuatro trenes y 330 viajeros.

Según confirma Renfe, el fuego ha provocado daños en la catenaria y en las instalaciones de fibra óptica situadas entre la capital gerundense y la ampurdanesa, lo que ha llevado a interrumpir la circulación, sin que hasta ahora se pueda prever cuándo se podrá restablecer el servicio.

Junto a los neumáticos quemados han aparecido símbolos antimonárquicos, coincidiendo con la visita este lunes de los reyes a Cataluña, concretamente al Monasterio de Poblet.

Para facilitar la movilidad de los clientes afectados, los viajeros con origen o destino Figueres hacen transbordo por carretera, mientras que en Girona se les dirige a los servicios regionales.

La afectación de los AVE en Barcelona únicamente está relacionada con los que se dirigen hacia las dos estaciones de la provincia gerundense.